Carta a Barack Obama

 

Carta al Presidente de Estados Unidos de América

Estimado Presidente de USA, Sr. Barack Hussein Obama,

En el plano de lo Imaginario, esto es una carta de un representante de una organización mundial. Pero en el plano de lo Real, este es un mensaje de un embajador de la Paz y de la Madre Naturaleza, lo cual marca la diferencia en qué tipo de civilizaciones estamos ubicados ambos.

En nombre de la Espiritualidad Budista, por favor le solicitamos que su gobierno desista de cualquier iniciativa de ataque a Siria. En este siglo XXI, los pueblos del mundo se están encaminando hacia la Paz Mundial, y el gobierno estadounidense debe saber escuchar este llamado. Aunque la situación en el Medio Oriente es preocupante, ninguna superpotencia armamentística tiene el derecho a realizar ataques a otras naciones, y menos aún en nombre de la Libertad o los derechos humanos. Nosotros nos preguntamos si acaso su gobierno sabe que el genuino significado de la palabra Liberación apunta al Despertar Espiritual.

Este mundo no necesita de líderes burocráticos que ostentan representar al pueblo pero que en realidad son fieles a poderes oscuros que operan desde las sombras. Este mundo necesita de líderes espirituales, personas completamente comprometidas con la Salvación y Evolución de la humanidad. Por ello, por medio de la presente, ofrecemos nuestros servicios como Mediadores para intentar llegar a un acuerdo pacífico con el pueblo de Siria, el cual seguramente desea lo mismo que todos: la Paz y la Autodeterminación.

Ningún conflicto puede ser resuelto a través de la guerra, la cual es el principal mal en el mundo. Los conflictos sólo pueden ser resueltos a través de la Fuerza más poderosa de la historia: la Compasión. De este modo, debemos dialogar con el pueblo de Siria y ayudarlo a curar sus heridas. En caso de que se hubiese cometido un genocidio en dicho país, el gobierno estadounidense tiene derecho a denunciar públicamente a Siria ante la Justicia Internacional. Pero primero, con el fin de que exista una justicia verdadera y equitativa para todos, el gobierno estadounidense debe reconocer su participación en la violación sistemática de los derechos humanos a lo largo de todo el siglo XX. Así, para traer Libertad y Justicia a todo el mundo, el gobierno estadounidense debería llevar a juicios internacionales a sus propios líderes políticos que han cometido genocidios sobre varias poblaciones. El gobierno estadounidense es culpable de haber tirado bombas atómicas sobre Japón, al mismo tiempo que apoyó decenas de golpes de estado en casi todos los continentes del globo junto con la declaración de guerra hacia los países más pobres.

Esperamos que el pueblo norteamericano siga la guía espiritual de los grandes avatares del pacifismo, como Siddharta Gautama, Jesús de Nazaret, Martin Luther King y Mahatma Gandhi. Ellos han tenido una visión de una Tierra Pura, y han dedicado sus vidas luchando pacíficamente contra el racismo. Nuestro sueño es ver al pueblo de USA levantándose para hacer frente a la opresión que instauran los poderes hegemónicos, instaurando una desobediencia civil que reclame la evanescencia de toda guerra imperialista.

La civilización capitalista puede resistirse a este cambio, invadiendo militarmente a países pobres, pero la transformación de la humanidad es Inevitable. Estamos completamente seguros que el mundo se encamina hacia una civilización dhármica. Y esto se debe a que si no lo hace, la humanidad se autodestruirá a sí misma. Por lo tanto, todo futuro posible depende de que los pueblos se Despierten y comprendan que el prójimo es un Hermano y que la Tierra es nuestra Madre. No hay enemigos, sólo compañeros. La humanidad no habita un planeta frío e inerte, sino que forma parte de un superorganismo planetario. Es indispensable comprender esto, porque la civilización capitalista se ha comportado como un cáncer dentro del cuerpo de la Tierra. Y si el gobierno estadounidense continúa propagando su codicia, odio e ignorancia, entonces la Madre Naturaleza responderá como cualquier cuerpo que quiere extirparse a un mal. Ciertamente, la guerra es una enfermedad dentro del cuerpo planetario.

Ningún gobierno tiene autoridad moral alguna para justificar una intervención militar, ni mucho menos lo tiene el gobierno estadounidense. Los ataques militares únicamente empeoran los conflictos. Esperamos que los Organismos Internacionales, que son organizaciones históricamente corruptas e ineficaces, esta vez hagan predominar una posición pacifista, y que estén dispuestos a sancionar al gobierno de USA por crímenes contra la humanidad.

Como podrá ver, la Espiritualidad Budista no puede ser cómplice de nuevas muertes en el mundo. Cada vez que un gobierno ponga en peligro la Paz Mundial, ahí estaremos denunciando al mal, convocando a globalizar el pedido de armonía y pacifismo.

La civilización capitalista se está transformando lentamente en una nueva civilización, y aunque las corporaciones internacionales intenten frenar este cambio por medio de las guerras, la violencia será reemplazada por la fuerza de la Compasión, estabilizando todas las regiones de la Tierra con el objetivo de concretar la visión utópica de los grandes maestros espirituales.

No puede haber nada más indignante que la muerte de millones de niños. Así que el gobierno estadounidense debería intervenir en el mundo no con bombas, sino proveyendo alimento, medicina y educación gratuita. Sólo así sus aparentes enemigos podrán apoyarlos.

El gobierno estadounidense puede aprender mucho de la Guía de los maestros espirituales para intentar construir escenarios de negociación pacífica en cada conflicto existente del mundo. La Espiritualidad Budista es el movimiento metapolítico más revolucionario de la historia de la humanidad, por lo que tiene mucho para ofrecer.

El pueblo de Siria necesita una solución pacífica por medio de organizaciones sociales que buscan el bienestar humano, por lo que la comunidad internacional no debería brindar apoyo militar sino más bien apoyo espiritual. La autodeterminación y Libertad es el derecho más profundo de la humanidad, por lo que las superpotencias no deben manipular los procesos democráticos de otras naciones, especialmente teniendo en cuenta que la civilización capitalista tiene sistemas democráticos completamente manipulados por corporaciones económicas.

La Espiritualidad Budista tiene legitimidad y autoridad ética para guiar al mundo por medio del ejemplo de los Seres Libres e Iluminados (Arhats-Bodhisattvas). Así que ningún budista debería legitimar o legalizar la maldad que representa la guerra.

Aunque sabemos muy bien que el cargo de Presidente de USA es una posición ficticia, porque obedece en secreto a grupos poderosos como el Bilderberg Group, su administración puede tomar la decisión revolucionaria de revelarse frente a este oscuro Poder. El actual gobierno estadounidense debe dejar de convertirse en el principal peligro para el equilibrio internacional y para el propio pueblo de USA. El gobierno estadounidense debería exportar vida y valores humanistas, en lugar de difundir muerte a niños y mujeres de todo el mundo para mantener la economía y el poderío capitalista.

Si deciden elegir el Camino de la Justicia, la Libertad y la Paz, ustedes tienen todo nuestro apoyo, pero si continúan propagando la guerra nosotros continuaremos resistiéndonos pacíficamente, intentando impedir que la humanidad se autodestruya.

Sr. Presidente de USA, aunque usted no lo sepa, la humanidad nunca se ha ido del Edén. El Paraíso está aquí y ahora, realmente es esta Tierra tan hermosa y llena de vida. Por favor tome consciencia de un futuro que reclama Evolución, de un presente que reclama Paz y de un pasado que reclama Justicia. La humanidad debe transformarse, eliminando las armas tanto físicas como psicológicas que reprimen al Verdadero Ser.

Esperamos que el gobierno estadounidense sea inspirado por la vida de aquellos que han sembrado paz y fraternidad en el mundo. Los budistas de USA pueden ayudarlo mucho. Por favor ve con ellos y solicítales consejo.

Un atento saludo lleno de Paz y Bondad, y por favor piense en qué mundo desea que hereden sus hijas,

Siempre con Espíritu de Reconciliación (Maitri),

Maestro Maitreya

 

 

 

 

Un comentario en “Carta a Barack Obama

  1. Pingback: International Association of Buddhist Socialism | Maitriyana Buddhist University (MBU)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s