Proyecto de Paz Syria

Proyecto de Paz Syria 2014

Al Presidente de Syria Bashar al-Assad,

2 de Marzo de 2014

 

Hace más de dos mil doscientos años el Rey Ashoka de la Antigua India envió misiones budistas de paz a varios países de Asia, Europa y África. Una de estas misiones llegó a Syria, donde prosperó durante 300 años, para luego desempeñar un rol fundamental en el desarrollo del Cristianismo primitivo. En la actualidad, la Espiritualidad Budista está comenzando a ejercer un similar liderazgo espiritual, guiando a los pueblos hacia la Autodeterminación y Libertad. Esta tarea tan singular está siendo conducida por el movimiento Maitriyana, el cual tengo el placer y la responsabilidad de liderar.

La interdependencia global es un marco de referencia que claramente conducirá a la humanidad hacia un nuevo tipo de civilización, donde los pueblos alcanzarán la paz, la equidad, el conocimiento y la armonía ecológica. Realmente es posible crear un mundo más fraternal que la civilización capitalista; pero es fundamental para ello tener un Compromiso absoluto con la lucha libertaria frente a la guerra, la hambruna, la ignorancia y la contaminación. Lamentablemente, los presidentes de los países no tienen este Propósito Supremo dentro de sus agendas económicas, por lo que descuidan e ignoran la búsqueda de felicidad de las personas.

Sin embargo, el mundo sobrevivirá a la inevitable caída de la civilización materialista si ofrece un Camino digno para que todos los seres humanos de la Tierra puedan vivir con bienestar. Mientras los gobiernos continúen invirtiendo en armamento, mientras existan personas que mueran de hambre, mientras haya analfabetismo y mientras exista contaminación, el movimiento Maitriyana será una fuerza crítica frente a los males del mundo.

Sólo la Espiritualidad puede salvar el mundo. Éste es uno de los Mandamientos del Maitriyana, pues nuestro movimiento muestra la Vía hacia la Reconciliación de las divisiones que atormentan a las naciones. Las heridas de la opresión sólo pueden cerrar con la Fuerza más poderosa del Universo: la Compasión. Si un país abre su corazón a la Sabiduría del Amor Espiritual puede convertirse en una potencia mundial.

La Espiritualidad Budista ha permitido que reyes tiranos y asesinos seriales -como Ashoka y Angulimala- se conviertan en personas justas, bondadosas y llenas de paz. De este modo, incluso si fuese cierto que usted ha cometido delitos de genocidio, como lo están acusando países poderosos, todavía tiene la oportunidad de cambiar y guiar a su pueblo hacia la Salvación: no es tarde aún. Nosotros estamos aquí para ayudarlo en esta tarea. Por ello, cuando USA ha intentado iniciar una guerra contra su país, nosotros hemos intervenido para que esto no suceda, lo cual nos ha costado sufrir persecución política y económica por este hecho.

La codicia, el odio y la ignorancia son mecanismos inconscientes que reprimen el desarrollo de la civilización dhármica venidera. El problema del mundo no es el sufrimiento, la enfermedad y la muerte, porque esto es algo inevitable. El verdadero desafío radica en vivir en Libertad y Paz, y un gobierno no necesita ser una potencia económica o armamentística para ofrecer estos valores a su nación. Lo que es necesario es tener un Compromiso Espiritual para seguir la Sabiduría práctica de los grandes Seres Despiertos. Éste es el Camino hacia el Desarrollo, la Paz, la Salvación y Evolución de la humanidad.

Aunque los gobiernos con las economías más poderosas no tienen a la armonía global como su principal Propósito, creo que si Syria emprende la Vía de la Paz puede llegar a convertirse en un ejemplo para toda la humanidad. La solución al conflicto no provendrá de ninguna guerra, sino de una conversión espiritual al pacifismo. Un ejemplo de esto puede ser la eliminación de las fuerzas armadas, y la correspondiente redistribución de esos gastos hacia la Salud, Educación y Seguridad del pueblo. Así es como gobierna un líder sabio: con rectitud ética. Su pueblo no necesita de ejércitos, necesita hermandad, cariño y bondad para poder superar las situaciones dramáticas que padece.

Como Maestro Espiritual, mi dedicación hacia la Paz es absoluta, y humildemente espero que los líderes políticos del mundo comiencen a escuchar a aquellos que pueden aportar armonía y sabiduría. Por favor recuerde que no existen las soluciones militares. Pero resolver el conflicto implica encontrar una solución pacífica que proviene del coraje y la valentía que muy pocos seres humanos poseen. Los gobiernos deben tener el deber de buscar el bienestar del pueblo, tanto dentro del país como fuera. Por ello, sin diálogo con los países vecinos esto será imposible.

 

 

Concordantemente, el Maitriyana presenta formalmente un “Proyecto de Paz para la Syria del Futuro”. Los principios generales de este Proyecto de Paz son el diálogo y la Reconciliación (Maitri) con el fin de resolver la división y defender la integridad de su nación.

  1. En la Syria del Futuro debe haber un lugar para todos los seres humanos, respetando su nivel económico, su etnia y su tipo de religión.
  2. En la Syria del Futuro todo grupo de Syria, sea mayoritario o minoritario, debe estar involucrado en la refundación de una nueva Constitución que esté a la Vanguardia de la defensa de los derechos humanos.
  3. En la Syria del Futuro no deberán existir vínculos con grupos extremistas que promueven la violencia, por lo que todo gobernante debe estar en contra tanto del terrorismo como de la opresión del Estado.
  4. En la Syria del Futuro debería existir una gran presencia de embajadas de los países limítrofes con el fin de que ellos realicen ayuda humanitaria y simultáneamente chequeen que no hayan violaciones a los Derechos Humanos. Esta cooperación permitirá una pronta reconstrucción del país. Al mismo tiempo, Syria debería mantener relaciones fuertes con organizaciones humanitarias de todo el mundo con el objetivo de recaudar fondos para paliar la pobreza y otros males.
  5. En la Syria del Futuro no debería existir ningún ejército, sino una fuerza de defensa del ciudadano, redistribuyéndose los gastos militares hacia la Educación y la Salud.
  6. En la Syria del Futuro no deben existir armamentos químicos, biológicos o nucleares.
  7. En la Syria del Futuro se solicitará la guía de pensadores y grandes maestros con el fin de mantener una rectitud ejemplar ante el mundo, organizando un período de reconstrucción y crecimiento de la sociedad.

Este “Proyecto de Paz para la Syria del Futuro” es una intervención espiritual que realiza el Maitriyana con el fin de poner fin a la violencia. No se trata de una Utopía, sino de un plan que puede ser aplicado en el aquí y ahora, sólo necesitándose de coraje y valentía para hacerlo. La Paz debe ser un valor promovido por toda la comunidad internacional. Por ello, no podemos permanecer pasivos ante violaciones a los derechos humanos. La Espiritualidad Budista -junto con el Cristianismo- se encuentra al frente de la ayuda humanitaria a nivel global, por lo que Syria va a tener nuestra solidaridad y cooperación. Sólo la búsqueda de intereses políticos globales, como la paz, la justicia social, la educación y la ecología, pueden poner fin a los conflictos. El Maitriyana respeta plenamente la Autodeterminación y Libertad del pueblo de Syria, comprendiendo a estos valores como esencialmente espirituales, y no como un posicionamiento aversivo frente a la ayuda e intervención extranjera. En un mundo esencialmente interconectado en realidad es una ilusión la diferencia entre lo local y lo extranjero. De este modo, el problema que sufre Syria es un problema para toda la humanidad, y viceversa. Sin embargo, el Maitriyana coincide en que se debe sospechar de la legitimidad de la ONU, cuyo comportamiento siempre ha ido en contra de la rectitud ética.

 

Sr. Presidente, le ruego que utilice la sabiduría del Maitriyana, cuyo pensamiento libertario es una de las contribuciones espirituales más importantes de la historia. Personalmente, no utilizo a la oración, pero estoy constantemente meditando sobre cómo puedo ayudar en la construcción de un mundo mejor. Ojalá Syria pueda recibir a una delegación budista de Paz tal como lo hizo hace dos mil doscientos años. Aprovecho la ocasión para comentarle que hoy nuestro humilde Templo se ha reunido para meditar y enviar nuestra energía espiritual al querido pueblo de Syria.

 

Siempre con espíritu de Reconciliación,

S.E. Maestro Maitreya

 

 

 

 

 

 

Un comentario en “Proyecto de Paz Syria

  1. Pingback: International Association of Buddhist Socialism | Maitriyana Buddhist University (MBU)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s