Constitución

CONSTITUCIÓN DE LA COMUNIDAD BUDISTA MAITRIYANA

 

Preámbulo

Nosotros, la Comunidad Maitriyana de la Nación Budista, para preservar nuestra soberanía cultural, alcanzar la bendición de la Liberación, mantener un desarrollo sustentable, vivir con humildad y gratitud hacia la naturaleza, ayudar y guiar a los pobres y oprimidos, se crea y establece esta Constitución para el gobierno de la Comunidad Maitriyana Budista.

Artículo I. Sistema Político

La Nación Budista deberá estar regulada por principios éticos de no-violencia, teniendo el deber de promover la libertad individual y la paz social como un sistema de bienestar integral, por lo que se renuncia a toda forma de violencia y uso de la fuerza. La Comunidad Maitriyana está guiada hacia un sistema de gobierno democrático y pacifista, teniendo el Propósito (Dharma) de preservar las antiguas tradiciones espirituales en los ámbitos político, económico, cultural y ambiental. Se realiza entonces un esfuerzo para transformar la situación presente de la Nación Budista en una federación internacional basada en los ideales prácticos de la paz mundial, la justicia social, la educación avanzada y la armonía ecológica, promulgando y legalizando la ética como guía fundamental de la humanidad.

Artículo II. Relación con otros Estados

La Nación Budista reafirma su soberanía tribal y comunal, buscando una relación de solidaridad y apoyo mutuo con todos los Estados. En ningún tipo de ocasión se apoyará una guerra o intervención armada sobre cualquier país.

Artículo III. Jurisdicción

Los límites del territorio geográfico de la Comunidad Budista Maitriyana son los lugares donde actualmente se encuentra la comuna (sangha). Al mismo tiempo, no sólo se reafirma soberanía sobre el territorio cultural, incluyendo los monumentos y sitios milenarios con valor espiritual durante los últimos dos mil seiscientos años, sino que también se ostenta el derecho a acceder a la jurisdicción universal en defensa de la justicia e igualdad de la humanidad y de la Madre Tierra.

Artículo IV. Ciudadanía

La Nación Budista debe proveer del derecho a la ciudadanía o membrecía dentro de la comuna (sangha) a todas las tradiciones y linajes que reconozcan su descendencia cultural de Siddhartha Gautama, como el Theravada, Mahayana, Vajrayana, Navayana y Maitriyana. Simultáneamente, se permitirá la incorporación de todo sujeto que desee formar parte de esta tradición milenaria que posiciona a la Comunidad Budista Maitriyana como un grupo distintivo y separado con respecto al resto de la sociedad. La membrecía dependerá de la asunción de los valores espirituales y leyes éticas de la Nación Budista, cuyo registro estará a cargo del Poder Ejecutivo que es el templo internacional World Association of Buddhism. Todo miembro tendrá derecho a que se respete su nombre espiritual. Esta membrecía será equivalente a una ciudadanía dentro de la Comunidad Budista Maitriyana, no siendo similar a un registro para votar en la toma de decisiones del autogobierno de la comuna (sangha).

Artículo V. República Tribal

Siguiendo con la tradición de las antiguas repúblicas tribales (sanghas) de la India, los poderes del gobierno de la Nación Budista estarán divididos en tres ramas interdependientes: el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial. El equilibrio de este sistema de autogobierno de la Comunidad Budista Maitriyana es la relación tripartita entre el Templo Budista, la Confederación Budista y el Tribunal Budista. Esta relación se basará en la posesión de la riqueza más extraordinaria: las tres joyas del Despertar-Propósito-Comuna (Buddha-Dharma-Sangha). De este modo, se afirma un sistema de gobierno basado en los tres pilares de la Meditación-Sabiduría-Ética (Dhyana-Prajña-Sila).

Artículo VI. Poder Ejecutivo

El poder ejecutivo de la Nación Budista estará a cargo del Templo internacional World Association of Buddhism, cuyo presidente será el Supremo Patriarca (Sangharaja), quien desempeñará su función durante un período de 8 años. La elección de la función de Supremo Patriarca (Sangharaja) será llevada a cabo por los votantes registrados, quienes son los miembros del consejo directivo, a través de la mayoría de votos. El Supremo Patriarca (Sangharaja) deberá ser un maestro budista líder de una tradición espiritual, debiendo domiciliarse en los límites del Templo. Las funciones que tendrá serán ejecutar acciones tendientes a mantener en funcionamiento y desarrollo la paz, la justicia social, la educación y la salud ambiental de la Comunidad Budista Maitriyana, debiendo recibir apoyo del resto del Consejo Directivo para llevar a cabo estas tareas, especialmente del Vice-Presidente y el Secretario. El Presidente podrá crear secretarías adicionales y también mantendrá el derecho de veto. En caso de ausencia del Presidente o Supremo Patriarca (Sangharaja) por causas de muerte, renuncia o expulsión, el cargo será asumido por el Vice-Presidente, quien permanecerá en el cargo por el tiempo que resta de mandato.

Artículo VII. Poder Legislativo

El poder legislativo de la Nación Budista estará a cargo de la confederación United Buddhist Nations Organization, cuyo consejo directivo proveerá de credenciales a los miembros de la comuna (sangha). La confederación de la Comunidad Budista Maitriyana tendrá la función de demarcar las enseñanzas espirituales y reglas éticas que deberán seguir los aprendices, por lo que es fundamental que tal institución esté dirigida por maestros budistas, quienes podrán recurrir al apoyo de secretarios para llevar a cabo sus proyectos y tareas administrativas. El Presidente de la confederación tendrá el poder para establecer enseñanzas y reglas apropiadas para el bienestar de la Nación Budista y del mundo entero, siempre que el estilo espiritual de las mismas no contradiga al Propósito (Dharma) de las tradiciones consuetudinarias heredadas de Siddhartha Gautama y que han sido practicadas durante dos mil seiscientos años. Estas enseñanzas y reglas deberán ser transmitidas y publicadas de forma pública, del mismo modo que ocurrirá con las sentencias y resoluciones de la corte de justicia de  la Comunidad Budista Maitriyana. En caso de muerte, renuncia o expulsión del Presidente, su deber de promoción de la cultura, de los conocimientos heredados y de las tradiciones espirituales será ocupado por el Vice-Presidente con el apoyo del Consejo de gobierno.

Artículo VIII. Poder Judicial

El poder judicial de la Nación Budista está a cargo del Comité Internacional de Ética Budista y Tribunal Budista de Derechos Humanos, cuyos miembros del Jurado son todos ciudadanos budistas que actúan en representación de instituciones budistas. La Presidencia del Comité y Tribunal estará a cargo de un maestro budista, cuya función será sometida a elecciones cada diez años. Además del cargo de Juez Budista (Vinayadhara), también existirán las funciones de Fiscal y Defensor Público, los cuales deberán ser ciudadanos budistas con experiencia jurídica en Derecho Budista y Derechos Humanos. La Presidencia del Comité y Tribunal tendrá la capacidad para apuntar a la designación o creación de secretarías. En cuanto a la jurisdicción, originalmente el Comité y Tribunal tiene jurisdicción tribal especial sobre violaciones a la Ética de la Comunidad Budista Maitriyana, aunque también se tiene jurisdicción universal sobre violaciones a los Derechos Humanos cometidas en otros países. Esta supervisión ética incluye la expulsión y remoción de miembros de los poderes ejecutivo y legislativo de la Nación Budista, ejerciendo un control sobre el funcionamiento y pureza del Templo y la Confederación. Al mismo tiempo, los procedimientos jurídicos del Comité y Tribunal deberán ser continuamente mejorados sobre la base de las enseñanzas espirituales y reglas éticas de la Comunidad Budista Maitriyana con el fin de asegurar un debido proceso de justicia, proveyendo una rápida y eficaz solución ética frente a los problemas. Estas decisiones, sentencias y resoluciones deben ser publicadas y difundidas a lo largo del mundo, especialmente cuando se trata de asuntos que le conciernen a la comunidad internacional. La autoridad del Comité y Tribunal incluye la recomendación de suspensión y expulsión de los acusados, utilizando el sistema de justicia ética en lugar de la justicia penal o civil. Los miembros del Comité y Tribunal serán sancionados con la expulsión en casos de violencia, difamación, corrupción, abuso sexual y drogadicción, pues todo sujeto que ocupe una función en la Nación Budista debe hacerlo con honor y compromiso. Por otra parte, el Comité y Tribunal podrá dictaminar una opinión sobre premiaciones espirituales y asuntos concernientes a la Ética Budista. Todos los miembros del Comité y Tribunal no serán considerados nunca como empleados, motivo por el que no cobrarán dinero por el ejercicio de sus funciones de gobierno comunal.

Artículo IX. Derechos Civiles

La Comunidad Budista Maitriyana debe mantener y reafirmar los siguientes derechos:

  1. Toda persona deberá ser considerada igual ante la Ley, sin importar su sexualidad, nacionalidad, estatus económico, nivel académico o cualquier otro elemento distintivo.
  2. El proceso jurídico de la comuna (sangha) debe estar abierto a todo sujeto, institución o país dentro de la jurisdicción de la Nación Budista, ofreciendo protección y remedio a todo aquel que experimenta sufrimiento, siempre respetando los valores y leyes de la Comunidad Budista Maitriyana.
  3. En los procedimientos jurídicos realizados por la Nación Budista los acusados deben tener derecho a acceder a un abogado privado o un defensor público, pudiendo tanto refutar las evidencias presentadas por el Fiscal como también presentar evidencias a su favor. Además, los acusados tienen derecho a un juicio rápido llevado a cabo por la imparcialidad de un jurado sin sesgos de codicia, odio y engaño.
  4. La Comunidad Budista Maitriyana no deberá enjuiciar y sentenciar a un acusado dos veces por la misma ofensa. Tampoco se deberá realizar una sentencia que involucre castigos crueles, como la privación de la vida, de la libertad, de la salud y de la propiedad, ejerciendo un sistema de justicia ética que busca la mediación, la reconciliación y el aprendizaje del acusado.
  5. La Nación Budista debe permitir la libertad de expresión, prensa, religión y trabajo, así como el derecho a reunirse pacíficamente o el derecho a peticionar ante la Comunidad Budista Maitriyana en busca de resolución de conflictos.

Artículo X. Principios

Se deberán adherir a los principios fundamentales de las Declaraciones y Tratados de derechos humanos desarrollados por la comunidad internacional, simultáneamente desarrollando nuevos instrumentos legales que evolucionen al campo del Derecho Internacional en pos de la protección de la dignidad intrínseca de todas las formas de vida, especialmente defendiendo los derechos individuales y colectivos de los Pueblos Budistas y las Comunidades Espirituales. Esta función deberá estar a cargo por el Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos, así como por la United Buddhist Nations Organization. Por otro lado, cualquier ley local o internacional que contradiga la dignidad y la ética deberá ser rechazada y declarada inválida.

Artículo XI. Código Legal

La presente Constitución respeta las reglas tradicionales del antiguo código legal (vinaya) de hace dos mil seiscientos años, al mismo tiempo que la Comunidad Budista Maitriyana reafirma el consejo de Siddhartha Gautama de que se debían cambiar, reemplazar o eliminar ciertas reglas menores de acuerdo al paso del tiempo y las circunstancias. Esta necesidad de reforma es evidente a la luz de los tratados internacionales de Derechos Humanos a los cuales suscribe la presente Constitución. Se deberá adherir a las leyes de los países que alberguen a la Comuna (Sangha) exceptuando los casos en los cuales éstos sean contrarios a la ética y la dignidad de la vida.

Artículo XII. Poder Educativo

Además de poseer un sistema republicano tribal compuesto por poderes ejecutivo, legislativo y judicial, la Comunidad Budista Maitriyana también posee un cuarto poder, el Poder Educativo, el cual se encuentra liderado por Maitriyana Buddhist University, la Integral Buddhist University y la United Buddhist Nations University.

Artículo XIII. Sistema Económico

Mientras que el sistema político de la Comunidad Budista Maitriyana mantiene un estilo republicano democrático, a su vez, el sistema económico que se desarrolla es un estilo comunista libertario, por lo que todos los fondos ingresados en la Escuela y Universidad son también destinados para la mantención del Templo, la Confederación y el Tribunal. El poder ejecutivo se encarga de dicha administración. Esto significa que los ingresos económicos son redistribuidos equitativamente hacia todos los poderes de autogobierno de la comuna (sangha), la cual nunca debe comportarse con fines de lucro. Por lo tanto, todo ingreso proveniente de actividades culturales y donaciones debe ser empleado hacia fines sabios y compasivos que mantengan con vida al Propósito (Dharma) y destino sagrado de la Nación Budista, proveyendo oportunidades educativas para los Pueblos Budistas y Comunidades Espirituales para que sean desarrolladas. Esto también involucra proveer servicios de salud física y psíquica en el templo internacional World Association of Buddhism.

Artículo XIV. Sistema Cultural

Se deberá respetar el derecho de todo ser humano a acceder a servicios de educación gratuita avanzada, tanto para los niños como para los adultos. Estas becas deberán ser acompañadas por esfuerzo, pureza y compromiso por parte del alumno o aprendiz, el cual recibirá conocimiento espiritual, científico y artístico. Se deberá enseñar en los dos idiomas más importantes del mundo, como el inglés y el español.

Artículo XV. Sistema Medioambiental

La salud ambiental de la Comuna (Sangha) deberá ser promovida, enseñando a toda la sociedad con técnicas que eviten la contaminación y destrucción de la naturaleza.

Artículo XVI. Juramento

Los miembros de los consejos directivos del poder ejecutivo, legislativo y judicial, que respectivamente son el Templo, la Confederación y el Tribunal de la Comunidad Budista Maitriyana, deben suscribir al juramento espiritual de expresar el compromiso solemne de cumplir los deberes asumidos bajo la guía del Buddha-Dharma-Sangha, preservando, protegiendo y defendiendo a la tradición espiritual, a la Nación Budista y a la Madre Tierra, haciendo todo lo posible para promover y desarrollar la política, economía, cultura y medioambiente de la comuna (sangha).

Artículo XVII. Enmiendas Constitucionales

La Comunidad Maitriyana del Pueblo Budista se reserva el poder de autodeterminación para proponer leyes y enmiendas a la presente Constitución, las cuales siempre deben ser aprobadas por su fundador o por la mayoría del consejo directivo y también deberían ser concordantes con la tradición espiritual heredada de Siddhartha Gautama. Estas enmiendas pueden ser propuestas por distintas tradiciones y linajes a lo largo del mundo.

Artículo XVIII. Sede de Gobierno

La Sede central del gobierno de la Comunidad Maitriyana del Pueblo Budista es el Templo Internacional ubicado en Costa Bonita, Argentina. Al mismo tiempo, se reconocen como oficinas y sucursales gubernamentales de la Comunidad Budista Maitriyana a todas las instituciones involucradas en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial de la comuna (sangha), los cuales son lideradas por el Templo, la Confederación y el Tribunal.

Artículo XIX. Implementación

La nueva Constitución de la Comunidad Budista Maitriyana entra en efecto en el día 5 de Agosto de 2018 tras haber sido ratificada por los presidentes de los tres poderes, debiendo ser preservada en inglés y español como un instrumento legal fundamental para la Nación Budista a nivel internacional.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s