Sentencia sobre Quora

Case 50-2019: Quora & Adam D’Angelo

 

SENTENCIA ÉTICA

Estimados Fiscal, Defensor Público, Embajador y Miembros del Jurado del Comité Internacional de Ética Budista (CIEB) y Tribunal Budista de Derechos Humanos (TBDH), respecto del Caso 50-2019 contra “Quora & CEO Adam D´Angelo”, por medio de la presente, en el día 9 de Junio de 2019, se deja constancia de que se ha concluido el juicio para analizar la violación a los Derechos Humanos y a la Ética Budista realizada por el acusado. Este Caso ha sido llevado a cabo como consecuencia del Caso Deepak Rao.

Luego del análisis de la presentación del Caso y la validación de pruebas, se ha procedido con la votación de 5 miembros del Jurado, confirmándose que hubo 5 votos de “Responsable” para “Quora & CEO Adam D´Angelo” por los graves delitos de Difamación, Discriminación, Discurso de Odio y Violación a los Derechos Humanos, todo lo cual ha sucedido en el contexto de un Atentado contra los Derechos de los Pueblos Budistas.

El Comité Internacional de Ética Budista ha podido comprobar que “Quora & CEO Adam D´Angelo” han cometido crímenes contra la Sangha Budista Internacional. En primer lugar, “Quora & CEO Adam D´Angelo” ha difundido insultos, difamaciones y discriminaciones contra el Budismo, todo lo cual ante los ojos del Derecho Internacional constituye un Discurso de Odio. En efecto, el equipo de Quora se ha rehusado a quitar los cyberataques realizados por el grupo paramilitar de Deepak Rao de la India. Este mismo tipo de complicidad tanto con cyberataques como con discursos de odio se encuentra siendo investigada por la justicia internacional con respecto al Caso Facebook, lo cual demuestra que las empresas de redes sociales son verdaderos caldos de cultivo para violaciones a los derechos humanos cuando existe una libertad de expresión sin ningún tipo de supervisión ética. De hecho, la misma empresa Facebook ha reconocido que su falta de supervisión con respecto al Discurso de Odio realizado por Myanmar ha contribuido al genocidio contra el Pueblo Rohingya. Esto demuestra que el Discurso de Odio no constituye un crimen menor, y que debe ser totalmente prohibido y combatido, tal y como lo establece la UNESCO con respecto a la libertad de expresión a favor de la guerra y la violencia.

En segundo lugar, si bien este tipo de empresas de redes sociales creen estar amparadas por un marco legal, el Derecho Budista establece que en realidad “Quora & CEO Adam D´Angelo” se encuentran totalmente fuera de la ley, diseminando un Discurso de Odio contra el Pueblo Budista. Este tipo de conclusión ética y jurídica que realiza el Derecho Budista se basa a partir del análisis jurídico del Caso Backpage, la cual fue una poderosa empresa en Estados Unidos con una página web de publicación de avisos clasificados y servicios de todo tipo, incluyendo una sección con servicios sexuales de prostitución. Pero el National Center for Missing and Exploited Children manifestó claramente que Backpage no reportaba todos los casos de explotación sexual de menores que eran publicitados en su página web, sino que incluso alentaba la diseminación de este crimen, además de que tampoco removía estos contenidos ilegales incluso cuando reclamaban los padres de niñas secuestradas y abusadas sexualmente. Backpage manifestaba que luchaba contra el tráfico humano, y organizaciones como el Electronic Frontier Foundation constantemente defendieron a Backpage y su controversial “libertad de expresión”. Durante más de una década Backpage eludió múltiples demandas legales en las que fueron acusados de promover el tráfico humano, especialmente el tráfico sexual de menores de edad, pues distintos jueces de Estados Unidos de América no apoyaron las demandas de las víctimas que fueron explotadas y vendidas por medio de esta página web,[1] como es el caso del juez Michael Bowman, incluso a pesar de que algunas víctimas no sólo fueron abusadas sino también asesinadas. Esta falta de solidaridad hacia las varias víctimas de tráfico sexual se debía a que Backpage manifestaba estar amparada por la sección 230 del Communications Decency Act (CDA) de 1996, donde se establece que los proveedores de un servicio computarizado interactivo no pueden ser tratados como los publicadores o enunciantes de cualquier información proveniente de otra fuente, lo cual implica que estas empresas serían sólo los conductos para el discurso de otros. Por ello, las empresas tecnológicas creen que esta mera sección les brinda inmunidad total para poder publicar cualquier cosa en Internet, siempre utilizando la excusa de que ellos no son los autores de los contenidos. Sin embargo, si el contenido es delictivo, como es el caso de violaciones a los derechos humanos, entonces las empresas no sólo no deben difundir estos contenidos sino que incluso deben combatirlos, no pudiéndose amparar en el derecho a la libertad de expresión, pues en efecto un crimen no constituye una expresión válida o legítima y no se encontraría dentro del rango protegido por este derecho humano. En este sentido, tras años de lucha contra la impunidad, las víctimas lograron que fuera arrestado el CEO de Backpage, Carl Ferrer, quien luego se declaró responsable de lavado de dinero y facilitación de la prostitución. Así, en Abril de 2018 la página web de Backpage fue finalmente cerrada por el FBI y el Departamento de Justicia de USA. Si bien inicialmente la compañía declaró que el accionar de la justicia era una censura gubernamental inconstitucional, luego la empresa fue declarada culpable de actividades relacionadas con el tráfico humano, demostrando así la invalidez fundamental de citar a la sección 230 del Communications Decency Act (CDA) con fines de obtener inmunidad para la difusión de prácticas criminales. De hecho, en 2018 el Congreso norteamericano ha aprobado un paquete de leyes, el Stop Enablig Sex Traffickers Act (SESTA) y Allow States and Victims to fight online sex trafficking Act (FOSTA), donde se explicita que la sección 230 no prohíbe enjuiciar por delitos internacionales como el tráfico sexual o la explotación de menores a las empresas tecnológicas proveedoras de servicios computacionales donde son los usuarios los que cometen los delitos. Obviamente, esta misma lógica utilizada en el Caso Backpage puede ser utilizada en el Caso Quora, afirmándose que estas compañías son legalmente responsables y cómplices cuando propaguen inescrupulosamente las actividades criminales de sus usuarios, como es el caso de actividades terroristas. Incluso, el Derecho Budista recuerda que las empresas ya eran legalmente responsables por las actividades criminales de sus usuarios, lo cual surge a raíz del Fair Housing Council of San Fernando Valley v. Roommates.com LLC, donde se reglamentó que la sección 230 no aplica si un servicio online está involucrado en creación de contenidos que violan al Derecho Civil.

En conclusión, el Comité Internacional de Ética Budista tiene el Propósito (Dharma) de proteger el patrimonio cultural budista del Gran Maestro Gautama, desarrollando una ética que cumple en todo momento con el supremo Derecho Humano a la libertad de expresión adecuada. El Propósito (Dharma) del movimiento Maitriyana es proteger la Comunidad Espiritual internacional, juzgando y sentenciando éticamente a aquellos que cometen crímenes internacionales contra el Pueblo Budista. Siguiendo al Maestro Gautama, quien desarrolló la Comunidad Internacional más justa y recta en la historia del mundo, el Comité Internacional de Ética Budista supervisa que las empresas no atenten contra la ética, los derechos humanos y las enseñanzas budistas, nunca atacando a las Comunidades Espirituales (Sanghas), por lo que se ha sentenciado a “Quora & CEO Adam D´Angelo” como Responsable de Difamación, Discriminación, Discurso de Odio, Violación a los Derechos Humanos y Atentado contra los Derechos de los Pueblos Budistas. Por ello, se declara a Quora como una empresa criminal, recomendándose a los 500 millones de budistas de todo el mundo que nunca lean esta página web promotora de contenidos criminales, difamatorios y discriminatorios.

Con espíritu de reconciliación (maitri),

Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente y Juez Espiritual del Comité Internacional de Ética Budista

 

 

[1] M.A. v. Village Voice Media, LLC – (2011),     Backpage.com v. McKenna, et al. — (2012), Backpage.com, LLC v. Cooper (2012), Backpage.com, LLC v. Hoffman et al. (2013),     Doe No. 1 v. Backpage.com, LLC (2015),  Backpage.com, LLC v. Dart — (2015).

DICTAMEN SOBRE Abogado Sachin Pathak

CASO 47-2018: Major Deepak Rao & Paramilitary group “Tao Zen Dojo” & Academy of Combat Fitness & UCCA Commando Combat Academy  & ICS Fight Club Institute of Combat Studies

DICTAMEN SOBRE Abogado Sachin Pathak

30 de Diciembre de 2018

El Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos, frente a la continua muestra de apoyo del Abogado Sachin Pathak hacia el comportamiento criminal de Deepak Rao y su grupo paramilitar, y también frente a los propios actos de discriminación que ha realizado el Abogado Sachin Pathak, lo cual constituye una mala praxis que viola las reglas y deberes de los profesionales del Derecho y también una violación a los derechos humanos, a continuación se determina si los hechos expuestos constituyen un acto de profundización de los delitos llevados a cabo por Deepak Rao, quien ya ha sido previamente sentenciado como Responsable de haber cometido Violación al Derecho Budista Internacional, Violación a los Derechos de los Pueblos Budistas, Violación de los Preceptos Éticos Budistas, Fraude, Militarismo, Crímenes contra la Paz, Violación al Patrimonio Cultural, Alta Traición al Dharma, Ofensa Suprema contra la Moralidad Internacional y la Santidad de la vida, Violación a los Derechos Humanos y Terrorismo.

Descripción del Caso

En el año 2018 el Major Deepak Rao y su grupo “Tao Zen Dojo” se afiliaron a la United Buddhist Nations Organization (UBNO), obteniendo una membrecía institucional gratuita. Luego, obtuvieron una beca del 66% de descuento para estudiar un curso avanzado de Budismo Zen. Como alumno, el Major Deepak Rao demostró en todo momento avidez y codicia por obtener un título, lo cual es contrario a la ética budista del Desapego. También él demostró ni siquiera poseer conocimientos introductorios y básicos acerca del Zen. Cuando llegó el momento de realizar una Evaluación, Deepak Rao recibió una tarea práctica y teórica, debiendo no sólo realizar un texto con todas las enseñanzas aprendidas durante el curso, sino también debiendo realizar una tarea especial de enseñar a otras personas y reclutarlas como miembros de la Sangha, lo cual obviamente demostraría sus supuestas cualidades y conocimientos como Profesor Zen. La Universidad Budista aclaró que estos otros estudiantes que él debería reclutar recibirían grandes descuentos (becas completas para estudiar gratuitamente). Sin embargo, de forma increíble, Deepak Rao comenzó a atacar violentamente a la Tutoría y a la Universidad Budista, diciendo que él había sido estafado y que todo el proceso había sido una conspiración en su contra, incluso negando el derecho que tienen las Sanghas a manejar sus propias escuelas. Después, Deepak Rao y sus compañeros comenzaron a atacar a la United Buddhist Nations Organization (UBNO), realizando difamaciones públicas donde se atacaba el honor y buen nombre de maestros budistas y comunidades espirituales (sanghas). Frente a estos cyberataques se realizó la intervención del International Buddhist Ethics Committee como forma de resolución de los conflictos entre la Universidad Budista y los alumnos, cumpliendo así con los reglamentos internos de la Universidad Budista. Precisamente, Major Deepak Rao y su grupo “Tao Zen Dojo” se afiliaron a la UBNO después de confirmar que aceptaban y estaban de acuerdo con la Constitución de la UBNO, con la Declaración Universal sobre los Derechos de los Pueblos Budistas y Comunidades Espirituales, y con las Leyes Internas de la Maitriyana Buddhist Community. En estos tres instrumentos legales -aceptados por Major Deepak Rao y su grupo- se legitima no sólo el derecho de la Comunidad Budista a manejar sus propias instituciones educativas, sino también el derecho y deber a resolver sus conflictos internos por medio del International Buddhist Ethics Committee, por lo que existió en todo momento la aceptación explícita de Deepak Rao acerca de la jurisdicción del International Buddhist Ethics Committee. No obstante, en lugar de mostrar buena voluntad y deseo de cumplir con el deber de solucionar los conflictos por medio del Derecho Budista, Deepak Rao y su grupo realizaron sistemáticamente difamaciones y ataques a través del ciberespacio, intentando destruir la integridad del patrimonio cultural budista y continuando promoviendo sus enseñanzas paramilitares para matar personas, lo cual constituyen atentados de Terrorismo ante la propia Constitución de la UBNO que él firmó.

Advertencia Preliminar

El Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos evalúa violaciones a la ética y a los derechos humanos, por lo que su marco jurídico es el Derecho Tribal Budista y el Derecho Internacional. Estos procedimientos son milenarios e intrínsecos al sistema de autogobierno de la comuna espiritual (sangha), aunque poseen la innovación de la jurisdicción universal que permite analizar violaciones de otras comunidades y países.

Los casos legales llevados a cabo finalizan con una Sentencia. Sin embargo, cuando se produce un agravamiento de las condiciones sentenciadas, se adquiere una inmediata legitimidad ética para extender la Sentencia por medio de la emisión de actas, notificaciones, resoluciones, comunicados, proclamaciones y dictámenes que denuncian tales agravamientos.

Falso Zen, Apología de la Violencia y Liderazgo Inmoral

Con el objetivo de analizar en el presente caso la existencia de un acto de Falso Zen por parte de Major Deepak Rao, es fundamental ofrecer los antecedentes de violaciones a la ética realizados por el acusado en el marco del Derecho Budista.

El Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos considera que Major Deepak Rao sufre de Paranoia, por lo que no se le debería permitir ni siquiera realizar entrenamientos paramilitares.

El Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos confirma que Major Deepak Rao no está capacitado de ningún modo en Budismo Zen, ya que como alumno no ha demostrado conocimientos básicos e incluso se ha rehusado violentamente a ser evaluado.

El Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos denuncia que Major Deepak Rao ha mentido públicamente acerca de que él está graduado de Maestro Zen y Psicoanalista, lo cual es un acto de fraude y violación al patrimonio cultural que ha sido confirmado tanto por la Sangha del Sanbo-Zen como también por la Indian Psycho-Analytical Society.

El Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos concuerda con la World Jeet Kune Do Federation acerca de que Seema Rao (India) no es un instructor recomendado y debería ser evitada, pues este individuo y su esposo Deepak Rao pervierten la Vía Espiritual (Do) de las Artes Marciales al enseñar cómo matar personas, incluso realizando estas enseñanzas perversas junto a imágenes budistas.

Al ignorar el derecho humano a la paz, que es intrínseco al Budismo, Major Deepak Rao se ha posicionado en un Camino opuesto a la ética y el Derecho Budista, pervirtiendo la moral, la rectitud y la no-violencia para intentar destruir la integridad de la Comunidad Budista Internacional.

Violaciones al Derecho Constitucional y al Derecho Consuetudinario

Tras haber dictaminado la Responsabilidad de Major Deepak Rao en cometer Falso Zen, Apología de la Violencia y Liderazgo Inmoral, es un deber ético ineludible por parte del Comité Internacional de Ética Budista establecer si luego de dichas violaciones Sachin Pathak -el Abogado de Major Rao- habría cometido Violaciones al Derecho Constitucional y Derecho Consuetudinario al afirmar que el Comité Internacional de Ética Budista no tiene sustento legal.

El Derecho Tribal del Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos se encuentra amparado por instrumentos internacionales de derechos humanos, como el Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales, y también la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas del año 2007 (artículos 5, 34 y 40) de la cual India es un país signatario. Además, el Derecho Tribal Budista tiene 2600 años de historia en India, siendo la forma de Derecho Consuetudinario más antigua de dicho país.

El Comité Internacional de Ética Budista también es constitucionalmente legal en la India por ser un sistema de Panchayat o autogobierno de la Comunidad Budista para resolver sus asuntos internos. De hecho, Major Deepak Rao y el Abogado Sachin Pathak se encontrarían violando derechos fundamentales de la Constitución de la India, como el article 19 Protection of certain rights regarding freedom of speech; article 25 Freedom of conscience and free profession, practice and propagation of religion; article 26 Freedom to manage religious Affairs; article 30 Right of minorities to establish and administer educational institutions.

Por otra parte, cuando el Abogado Sachin Pathak decide desconocer que su cliente Major Deepak Rao ha aceptado en tres ocasiones la jurisdicción y legitimidad del Comité Internacional de Ética Budista, y también él decide manifestar que el Tribunal Budista es ilegal, este abogado se encuentra incumpliendo con sus funciones profesionales, violando al Derecho Constitucional y Derecho Consuetudinario, y permitiendo que su cliente paramilitar intente destruir la integridad de la Sangha.

Violación al Derecho Canónico

Después de haber dictaminado la “Responsabilidad” en cometer una Violación al Derecho Constitucional y Derecho Consuetudinario por parte de Major Deepak Rao y Abogado Sachin Pathak, a continuación se debe analizar si dichos individuos habrían cometido una Violación al Derecho Canónico, el cual es el sistema legal reconocido oficialmente por cientos de millones de budistas de todo el mundo.

El Comité Internacional de Ética Budista confirma que la totalidad de las tradiciones espirituales budistas comparten el principal precepto ético de abstenerse de matar a seres sintientes. De esta manera, en el Derecho Budista existen códigos legales específicos, como es el caso del Código Bodhisattva Mahayana y su compromiso de evitar toda acción que cause sufrimiento, decidiendo no matar sino nutrir a la vida.

El Comité Internacional de Ética Budista confirma que el Código Vinaya Theravada posee un sistema esencial de Derecho Budista cuyas reglas son llamadas Patimokkha. Allí se detallan los cuatro Parajika, que son las peores ofensas criminales dentro del Derecho Budista, tras las cuales se expulsa o excomulga a un miembro de la Comuna Espiritual (Sangha) por haber cometido las peores transgresiones éticas y legales. En este caso, el Derecho Canónico Theravada considera que las cuatro infracciones Parajika son tan graves que no requieren ninguna ceremonia ni juicio, pues la penalidad es una expulsión automática, encontrándose la prohibición de asesinar deliberadamente a un ser humano o alentar las ventajas de la muerte, lo cual incluye obviamente incitar el homicidio, tal y como lo ha realizado Major Deepak Rao por medio de sus entrenamientos paramilitares que de ningún modo constituyen artes marciales, por lo que el Abogado Sachin Pathak está cometiendo falacias al afirmar que sus clientes enseñan a matar personas dado que ellos enseñan artes marciales. Según el Canon interpretativo llamado Vibhanga también se define al homicidio como poner fin a la vida o interrumpir su continuidad, cuyos ejemplos claros incluyen la realización o la apología del homicidio. En conclusión, en el Derecho Canónico Theravada, asesinar o incitar al asesinato de una persona es un delito Parajika, lo cual causa la expulsión automática dentro de la Comunidad Espiritual Budista.

Concordantemente, en 2017 la United Buddhist Nations Organization organizó el Octavo Concilio Budista en 2600 años de tradición budista, acordándose y aprobándose la Convención Budista de Derechos Humanos donde se establece lo siguiente con respecto al derecho a la vida: “Artículo 1 – Las Comunidades Budistas afirman que toda persona tiene derecho a la vida en paz, lo cual estará protegido por el Derecho Budista en todo momento. (…) Artículo 35 – Las Comunidades Budistas afirman que toda persona tiene derecho a la vida (…) Artículo 51 – Las Comunidades Budistas afirman que toda persona tiene derecho a que sus garantías constitucionales o derechos naturales nunca sean suspendidos, especialmente el derecho a la vida”.

Todo esto lleva a concluir que Major Deepak Rao y Abogado Sachin Pathak han cometido una Violación al Derecho Canónico.

Discriminación y Calumnia

Después de haber dictaminado la Responsabilidad en cometer una Violación al Derecho Canónico por parte de Major Deepak Rao y Abogado Sachin Pathak, a continuación se debe analizar si dichos individuos habrían cometido actos de Discriminación y Calumnias por cuestiones de religión o Espiritualidad, lo cual constituye una nueva violación a los derechos humanos.

En primer lugar, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que el Abogado Sachin Pathak está cometiendo actos de discriminación al afirmar que un maestro espiritual esconde su identidad al utilizar un nombre budista, y que su presencia es sólo una existencia online.

En segundo lugar, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que el Abogado Sachin Pathak está cometiendo supremos actos de discriminación al afirmar que pone en duda la Budeidad de un maestro budista.

En tercer lugar, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que el Abogado Sachin Pathak está cometiendo falacias al afirmar que cuando Deepak Rao, Ritesh Reddy y Vivek Gupta completaron sus cursos la Universidad Budista les solicitó que inscriban a alumnos con dinero. Esta calumnia sistemática proviene únicamente de los delirios de persecución de la mente de Deepak Rao, pues a estos tres alumnos se les aclaró que se les iba a brindar becas completas (100 % de descuento) para los nuevos inscriptos. Además, es mentira que Ritesh Reddy y Vivek Gupta completaron sus cursos, ya que sólo cursaron 6 módulos, y los cursos tienen una duración de 24 módulos, pues ellos decidieron abandonar sus estudios en el momento en el que Deepak Rao tuvo su brote psicótico.

En cuarto lugar, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que el Abogado Sachin Pathak está cometiendo actos de discriminación al afirmar que el Comité Internacional de Ética Budista es falso debido a que existen foros online con opiniones críticas, ya que existen evidencias de que el grupo paramilitar de Deepak Rao es el autor de dichas difamaciones y cyberataques.

En quinto lugar, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que el Abogado Sachin Pathak está cometiendo actos de calumnia al manifestar que la presidencia del Tribunal Budista ha confesado que éste no es un cuerpo legal o corte de justicia, lo cual no sólo es mentira sino que también es una discriminación en contra del Derecho Budista y sus procedimientos tribales jurídicos que tienen 2600 años de historia y que son procedimientos indígenas anteriores a la Ley de la India. El hecho de que el Comité Internacional de Ética Budista no sea una institución del Estado no lo invalida ni tampoco lo declara como una institución ilegal, pues afirmar ese tipo de postulados constituye un acto de discriminación. Pero incluso ante la posibilidad de que el Comité de Ética no se tratase de una institución del Derecho Budista y fuese una institución privada, lo cual no es cierto, incluso ante esa posibilidad eso tampoco significaría que es una institución ilegal, pues se trataría de una institución de Arbitraje Internacional totalmente legal en el ámbito comercial del Derecho Internacional Privado.

En sexto lugar, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que el Abogado Sachin Pathak está cometiendo actos de discriminación al poner en duda de que la presidencia del Comité no esté formada profesionalmente como juez, lo cual obviamente puede ser demostrado ante cualquier instancia legal mediante la entrega de cuatro certificados de estudios internacionales que acreditan dicha formación.

En séptimo lugar, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que el Abogado Sachin Pathak está cometiendo actos de calumnia al afirmar que el Comité ha realizado actos de chantaje y actividad ilegal sólo por realizar evaluaciones éticas de líderes mundiales, lo cual constituye una falsa acusación del Abogado Sachin Pathak tan grave que merecería que pierda (void) su licencia profesional.

En octavo lugar, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que las amenazas del Abogado Sachin Pathak acerca de que sus clientes se comunicarán con los presidentes de Venezuela y Tailandia –quienes han cometido crímenes contra la humanidad de forma sistemática y generalizada- con la finalidad de realizar acciones penales contra la presidencia del Comité por supuesta “difamación”, no serían más que meras amenazas que desconocen totalmente acerca del Derecho Internacional, pues el Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos siempre publica las pruebas de cada Caso legal, y mientras existan pruebas cualquier evaluación ética  o análisis de derechos humanos no podrá ser considerada como un acto de difamación sino que será entendida legalmente como una expresión veraz.

Conclusión

En el año 2015 el presidente Manan Kumar Mishra del Bar Council of India (BCI) realizó la sorprendente revelación de que el 30% de los abogados de la India son falsos y poseen títulos fraudulentos en Derecho. Incluso, según el BCI, el 20% de los abogados que ejercen la profesión en las cortes de la India no poseen certificados válidos en Derecho, degradando la calidad de la profesión. En este sentido, incluso el ministro de justicia de New Delhi, Jitender Singh Tomar, fue arrestado por poseer un falso título en Derecho tras un reclamo realizado por el Bar Council of India (BCI). Por lo tanto, dado el mal comportamiento del Abogado Sachin Pathak, existen altas probabilidades de que él también forme parte de ese 30 % de abogados falsos.

Por otra parte, el Abogado Sachin Pathak estaría violando varias reglas de conducta del Bar Council of India (BCI), el cual afirma que los abogados deben adherir a los más altos estándares profesionales de la probidad y el honor; deben reflejar su posición social privilegiada que se deriva de la nobleza de la profesión de la administración de justicia; deben brindar un servicio compasivo, moral y legal; deben mostrar respeto hacia la corte como condición esencial para la supervivencia de una comunidad libre; deben rehusarse a actuar de forma ilegal o impropia contra la parte contraria; deben prevenir el comportamiento ilegal o impropio de sus clientes contra la parte contraria; deben rehusarse a representar clientes que insisten en medios injustos o inapropiados, no siguiendo ciegamente las instrucciones de sus clientes; deben abstenerse de dañar escandalosamente la reputación de la parte contraria sobre bases falsas.

En concordancia, el Indian National Bar Association confirma que la esencia de la profesión del abogado implica mantener estándares intelectuales y éticos para la dignidad de la profesión, cumpliendo con ciertas reglas de conducta. No obstante, estas reglas también estarían siendo incumplidas por el Abogado Sachin Pathak, como no ser parte de un caso en el que el cliente está realizando fabricación de evidencia; no presentar reclamos o defensas deshonestas; no injuriar al oponente; no usar métodos injustos contra el  oponente como ataques sin necesidad contra su reputación; mantener el honor, dignidad y respeto hacia la corte; no realizar insinuaciones en contra del juez; presentar un caso con fidelidad y honestidad; no realizar mentiras, perjurios ni falsas declaraciones como evidencias; mantener los más altos estándares de la ética y la moralidad; no realizar tácticas de acosos; mantener cordialidad hacia el oponente; y comunicarse únicamente con el abogado de la parte oponente.

Ergo, ante el agravamiento de las circunstancias previamente sentenciadas en el “Caso Major Deepak Rao”, el Comité Internacional de Ética Budista dictamina que:

  1. Se declara al Abogado Sachin Pathak en Desacato contra el Comité Internacional de Ética Budista.
  2. Se condena la “Responsabilidad” de Major Deepak Rao y Abogado Sachin Pathak en cometer Falso Zen, Apología de la Violencia y Liderazgo Inmoral, Violaciones al Derecho Constitucional y al Derecho Consuetudinario, Violación al Derecho Canónico, Discriminación y Calumnia.
  3. Se requiere al Bar Council of India la expulsión de este abogado por medio del Disciplinary Committee.
  4. Se exige que el Presidente de la India conteste la proclamación que el Comité Internacional de Ética Budista le ha enviado previamente, debiendo cumplir con su deber y no atentar contra la Comunidad Budista Internacional, por lo que debería anular el grado honorario de Major que posee Deepak Rao, ya que este rango honorario estaría siendo utilizado para realizar y validar actividades criminales.
  5. Se hace un llamado al Ejército de la India para que conteste la comunicación enviada por el Comité Internacional de Ética Budista con fecha del 20 de diciembre de 2018, cuando se les solicitó formalmente que respondan las siguientes preguntas: ¿El Ejército de la India se encuentra apoyando los ataques violentos de Major Deepak Rao contra la Comunidad Budista Internacional de la UBNO? ¿El Ejército de la India se encuentra en contra de la existencia y autodeterminación de las Escuelas Budistas y su derecho humano a la enseñanza? ¿El Ejército de la India se encuentra en contra de la Comunidad Budista Maitriyana y sus prácticas éticas espirituales? ¿El Ejército de la India se encuentra en contra de las actividades budistas sobre Derechos Humanos y Paz Mundial? Al rehusarse a emitir una posición formal ante estas consultas formales esto podría ser interpretado como que el Ejército de la India se encuentra respaldando plenamente las violaciones a la Ética y los derechos humanos realizadas por Major Deepak Rao.
  6. Se afirma que en caso de que el Ejército de la India decida proteger y brindar impunidad a los atentados y ataques de Major Deepak Rao, entonces se realizarán acciones legales en contra del Ejército de la India por violaciones a los derechos humanos.
  7. Se hace un llamado a que el gobierno de la India siga el ejemplo ético legal de B.R. Ambedkar y no intente infiltrarse ni realizar ataques contra la Comunidad Budista Internacional (Maha-Sangha), especialmente teniendo en cuenta los antecedentes históricos de los gobiernos hindúes que durante siglos han cometidos varios genocidios en contra de las comunidades budistas, despojándolas de sus territorios, templos, monumentos y culturas, lo cual representó la destrucción de la Civilización Budista.
  8. Se solicita la urgente intervención del Primer Ministro de la India – Shri Narendra Modi para llegar a una resolución pacífica y adecuada de los conflictos.

Siempre con espíritu de reconciliación (maitri),

S.E. Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente del Comité Internacional de Ética Budista y Tribunal Budista de Derechos Humanos

Proclamación sobre Presidente de la India

CASO 47-2018: Major Deepak Rao & Paramilitary group “Tao Zen Dojo” & Academy of Combat Fitness & UCCA Commando Combat Academy  & ICS Fight Club Institute of Combat Studies

Proclamación sobre Presidente de la India

6 de Diciembre de 2018

Estimado H.E. Shri Ram Nath Kovind,

El Comité Internacional de Ética Budista y Tribunal Budista de Derechos Humanos,

Considerando que Major Deepak Rao ha sido declarado Responsable de Violación al Derecho Budista Internacional, Violación a los Derechos de los Pueblos Budistas, Violación de los Preceptos Éticos Budistas, Fraude, Militarismo, Crímenes contra la Paz, Alta Traición al Dharma, Ofensa Suprema contra la Moralidad Internacional y la Santidad de la Vida, y Violación a los Derechos Humanos;

Recordando que Deepak Rao ha sido expulsado como miembro de la United Buddhist Nations Organization (UBNO), ya que este individuo ha realizado actos de mal comportamiento, difamaciones e incluso ostentando falsamente ser un Maestro Budista, además del hecho de que Deepak Rao muestra señales de paranoia y también se encuentra liderando un grupo paramilitar que enseña a matar personas, todo lo cual es una perversión dentro del Budismo;

Preocupado enormemente de que Deepak Rao y su grupo paramilitar continúan atacando a la Comunidad Budista Internacional por medio de cyberataques, realizando actos de difamación y falsas acusaciones para generar discriminación, odio e histeria dentro del Budismo, todo lo cual son atentados violentos contra la paz e integridad de la Comunidad Budista pero que también representan un enorme daño para la reputación del Ejército de la India, al cual ya se le ha solicitado previamente que investigue y anule el grado honorario de Major que posee este individuo;

Consciente de que la Constitución de la UBNO declara que las Comunidades Budistas que promuevan la violencia serán consideradas como organizaciones terroristas, por lo que el Supreme Council of World Peace resolvió que Major Deepak Rao y su organización paramilitar constituyen un grupo terrorista;

Tomando en consideración que existe jurisprudencia internacional que demuestra que los cyberataques constituyen actos terroristas;

Analizando que existe jurisprudencia internacional que demuestra que atentados contra templos religiosos pueden ser considerados como actos terroristas e incluso crímenes de guerra, como es el caso de la destrucción del patrimonio cultural internacional analizado por la Corte Penal Internacional (ICC) durante el juicio contra Ahmad Al Faqi Al Mahdi;

Examinando que Major Deepak Rao ha firmado en múltiples ocasiones que aceptaba la jurisdicción del Comité Internacional de Ética Budista para resolver los conflictos internos dentro de la Comunidad Budista, aunque luego decidió atacar al Comité de Ética por medio de amenazas y difamaciones;

Teniendo en cuenta que el Comité Internacional de Ética Budista está amparado por el Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales;

Mostrando consternación por el hecho de que Major Deepak Rao ignora que el Comité Internacional de Ética Budista está amparado por instrumentos internacionales de Derechos Humanos, como la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas del año 2007 (artículos 5, 34 y 40) de la cual India es un país signatario;

  • Se confirma que el Comité Internacional de Ética Budista es constitucionalmente legal en la India por ser un sistema de Panchayat o autogobierno de la Comunidad Budista para resolver sus asuntos internos.
  • Se denuncia el terrible hecho de que la Comunidad Budista Internacional sea atacada sistemáticamente por un miembro paramilitar del Ejército de la India.
  • Se declara nuevamente que el Ejército de la India debe inmediatamente anular el grado de Major de Deepak Rao, recomendando que este sujeto sea sometido a evaluaciones psiquiátricas y no se le permita entrenar a miembros del Ejército.
  • Se manifiesta que personas como Ashin Wirathu y Major Deepak Rao quieren destruir al Budismo, buscando infiltrarse dentro de Comunidades Budistas para pervertir la integridad espiritual por medio de sus difamaciones y discursos de odio.
  • Se condena al Major Deepak Rao como Responsable de Terrorismo.
  • Se invoca esta Proclamación ética como un acto de justicia frente a las violaciones al Derecho Budista Internacional y al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, incluso invocándose a artículos sobre derechos fundamentales de la propia Constitución de la India que Major Deepak Rao estaría violando: article 19 Protection of certain rights regarding freedom of speech; article 25 Freedom of conscience and free profession, practice and propagation of religion; article 26 Freedom to manage religious Affairs; article 30 Right of minorities to establish and administer educational institutions.
  • Se afirma que en caso de que el Ejército de la India decida proteger y brindar impunidad a los atentados y ataques de Major Deepak Rao, entonces se realizarán acciones legales en contra del Ejército de la India por violaciones a los derechos humanos.
  • Se solicita la intervención del Presidente de la India para llegar a una resolución pacífica adecuada de los conflictos.

Realizado dos mil seiscientos años después de la creación de la Comunidad Budista.

S.E. Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente y Juez del International Buddhist Ethics Committee & Buddhist Tribunal on Human Rights

DECRETO sobre Martial Arts Hall of Fame

CASO 47-2018: Major Deepak Rao & Paramilitary group “Tao Zen Dojo” & Academy of Combat Fitness & UCCA Commando Combat Academy  & ICS Fight Club Institute of Combat Studies

DECRETO sobre Martial Arts Hall of Fame

26 de Noviembre de 2018

VISTO la Sentencia y las actuaciones posteriores del “Caso Major Deepak Rao” realizadas por el Comité Internacional de Ética Budista, dictaminando que Tao Zen Dojo & UCCA Commando Combat Academy son Responsables por los cargos de Violación al Derecho Budista Internacional, Violación a los Derechos de los Pueblos Budistas, Violación de los Preceptos Éticos Budistas, Fraude, Militarismo y Crímenes contra la Paz;

CONSIDERANDO:

Que las actuaciones post-Sentencia dictaminan la Responsabilidad de Major Deepak Rao y su organización paramilitar en la realización de Violación al Patrimonio Cultural, Alta Traición al Dharma, Ofensa Suprema contra la Moralidad Internacional y la Santidad de la Vida, y Violación a los Derechos Humanos;

Que Major Deepak Rao no sólo muestra rasgos de Paranoia, sino que además sus delirios lo han llevado a creer que él es un Maestro Zen y Psicoanalista a pesar de no poseer tales cualificaciones;

Que Major Deepak Rao & Tao Zen Dojo han sido expulsados como miembros de la United Buddhist Nations Organization (UBNO), no sólo por tener mal comportamiento y ataques contra la Comunidad Budista Internacional (Maha-Sangha), sino también porque este individuo realiza actividades paramilitares que enseñan a matar personas, lo cual viola tanto la Ética Budista como también los principios de las Artes Marciales;

Que en cumplimiento de la Constitución de la UBNO, la Supreme Council of World Peace declaró que las organizaciones de Major Deepak Rao, como Tao Zen Dojo & UCCA Commando Combat Academy, son organizaciones terroristas por promover la violencia;

Que las actividades de Deepak Rao violan tanto a la justicia del Derecho Budista como también a los principios del Jeet Kune Do;

Que la International Combat Martial Arts Unions Association tiene un Martial Arts Hall of Fame donde lamentablemente forma parte Deepak Rao;

Por ello, se DECRETA:

ARTÍCULO 1°.- Repruébese al International Combat Martial Arts Unions Association por garantizar una membrecía a Deepak Rao, lo cual es una validación de sus actividades paramilitares que traicionan todos los principios éticos y filosóficos de las Artes Marciales.

ARTÍCULO 2°.- Ordénese al International Combat Martial Arts Unions Association dejar de apoyar a Deepak Rao, debiéndolo retirar de su Hall of Fame.

ARTÍCULO 3º.- Invítese nuevamente a la International Combat Martial Arts Unions Association a seguir las enseñanzas compasivas y el ejemplo ético del Budismo, para así nunca traicionar el respeto por la Paz que poseen las Artes Marciales.

Siempre con espíritu de reconciliación (maitri),

S.E. Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente y Juez del Tribunal Budista de Derechos Humanos

Pronunciamiento sobre INTERPOL

CASO 47-2018: Major Deepak Rao & Paramilitary group “Tao Zen Dojo” & Academy of Combat Fitness & UCCA Commando Combat Academy  & ICS Fight Club Institute of Combat Studies

Pronunciamiento sobre INTERPOL

25 de Noviembre de 2018

Estimado Presidente Kim Jong Yang,

Acerca del mensaje enviado a la Interpol por parte de Deepak Rao (uccamumbai@gmail.com),

Primero, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que en base a numerosas evidencias de mal comportamiento y paramilitarismo, Deepak Rao ha recibido un juicio ético dentro de la Comunidad Budista, por lo que él y su organización fueron investigados y expulsados como miembros de la United Buddhist Nations Organization (UBNO);

Segundo, el Comité Internacional de Ética Budista continúa denunciando que Deepak Rao es Responsable de Violación al Derecho Budista Internacional, Violación a los Derechos de los Pueblos Budistas, Violación de los Preceptos Éticos Budistas, Fraude, Militarismo y Crímenes contra la Paz;

Tercero, el Comité Internacional de Ética Budista se expide nuevamente acerca de la Violación al Patrimonio Cultural que ha realizado Deepak Rao tras haber manifestado de forma fraudulenta y pública ser Maestro Zen y Psicoanalista, a pesar de que no posee ningún tipo de conocimiento en estas disciplinas, realizando esta misma usurpación con la supuesta posesión de un Grado en Derecho;

Cuarto, el Comité Internacional de Ética Budista denuncia que Deepak Rao lidera un grupo paramilitar que enseña a matar personas, lo cual constituye una Alta Traición al Dharma, lo cual es explícitamente prohibido por la Ética y el Derecho Budista, siendo una Ofensa Suprema contra la Moralidad Internacional y la Santidad de la Vida y también una Violación al Derecho Humano a la Paz;

Quinto, el Comité Internacional de Ética Budista denuncia que Deepak Rao sufre evidentes síntomas de Paranoia, lo que ha llevado a solicitar que se anule su rango honorario de Major en el Ejército de la India, pues posee una serie de creencias absurdas y delirantes en su mente al creer ser víctima de una conspiración internacional liderada por un Maestro Budista con el fin de estafarle, todo lo cual emergió a partir de un Curso de Zen donde él se rehusó a realizar un proyecto de investigación, por lo que la Interpol debería tener cuidado en seguir los delirios de persecución por parte de este individuo con psicosis paranoide;

Sexto, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que aunque Deepak Rao ha cuestionado ante la INTERPOL sobre la validez de la jurisdicción del Comité y Tribunal Budista, tanto él como su organización ya han previamente aceptado la jurisdicción del Comité y Tribunal Budista en varias ocasiones anteriores, pues al afiliarse a la UBNO ellos firmaron la Constitución de la UBNO, la Declaración Universal sobre los Derechos de los Pueblos Budistas y Comunidades Espirituales, y también la Ley Interna de la Maitriyana Buddhist Community, realizándose en dichos instrumentos legales una validación de la jurisdicción del Comité Internacional de Ética Budista como medio de resolución de los conflictos;

Séptimo, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que la Constitución de la UBNO establece claramente que las Comunidades Budistas que promuevan la violencia serán consideradas como organizaciones terroristas, motivo por el cual esto puede ser perfectamente aplicado a la organización paramilitar de Deepak Rao, especialmente teniendo en cuenta sus constantes ataques hacia el patrimonio cultural budista y la integridad de la Comunidad Budista Internacional (Maha-Sangha);

Octavo, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que el Comité y Tribunal Budista está amparado por tratados internacionales de Derechos Humanos, como el Convenio número 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales del año 1989, la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas del año 2007 (artículos 5, 34 y 40), y la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas del año 2016;

Noveno, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que el Comité y Tribunal Budista no es una corte de Derecho Penal ni de Derecho Civil, sino que es una corte de Derecho Budista y justicia ética restaurativa que sigue el modelo milenario del Derecho Tribal, por lo que no requiere de ningún tipo de aval por parte de los Estados para poder desarrollar sus actividades espirituales budistas;

Décimo, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que envía total solidaridad hacia la INTERPOL ante el secuestro y desaparición de su expresidente Meng Hongwei, quien recientemente fue detenido ilegalmente en China, lo cual amerita el repudio desde la Ética Budista y organizaciones de Derechos Humanos;

Decimoprimero, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que la INTERPOL debería no fallar en proteger a su propio presidente, por lo que no debería aceptar la supuesta renuncia de su expresidente Meng Hongwei, ya que esta denuncia –al igual que cualquier tipo de confesión- sería inadmisible al haberse dado en el contexto de una detención arbitraria y muy seguramente ni siquiera habría sido redactada por Meng Hongwei, lo cual es una posición del Comité y Tribunal Budista que también es compartida por Ronald Noble exsecretario general de la Interpol;

Decimosegundo, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que la INTERPOL debería realizar una investigación contra las autoridades chinas que han realizado esta violación a los derechos y libertades fundamentales de Meng Hongwei, pues en caso de brindar impunidad a China esto fortalecería el Camino ilegal y antidemocrático de los gobiernos totalitarios en todo el mundo, violando todas las principales ideas del Derecho Natural;

Decimotercero, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que China se encuentra realizando detenciones arbitrarias de forma sistemática y generalizada, llegando incluso a detener ilegalmente a un millón de musulmanes Uyghur en la región Xinjiang, también realizando la desaparición forzosa de activistas de derechos humanos y la tortura de prisioneros, tal y como lo ha denunciado la organización Human Rights Watch;

Decimocuarto, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que según Human Rights Watch la INTERPOL no ha respondido a investigaciones que demuestran que China abusa del uso de las notificaciones rojas de la Interpol, hostigando y deteniendo a familiares de opositores políticos o sospechosos de corrupción para forzarlos a volver a China y ser detenidos, incluso utilizando la tortura de forma sistemática, lo cual significa obviamente actos de extorsión o castigo ilegal contra personas por las supuestas acciones de otros;

Decimoquinto, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que Xie Weidong, exjuez del Supreme People’s Court, ha sido hostigado por parte del gobierno de China para que regrese desde Canadá, siendo extorsionado por medio de la detención ilegal y torturas de sus familiares, como es el caso de su hermana e hijo;

Decimosexto, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que el uso de China de las notificaciones rojas de la Interpol para perseguir a disidentes políticos sería una violación al artículo 4 de la Interpol, el cual prohíbe intervenir políticamente;

Decimoséptimo, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que la Interpol debería tener mecanismos efectivos para prevenir que sus miembros abusen del uso de las alertas rojas contra disidentes políticos y activistas de derechos humanos, especialmente si se trata de miembros Estados con sistemas de justicia corruptos;

Decimoctavo, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que la organización Transparency International ha estudiado las 7600 alertas roja de la Interpol en 2010, concluyendo que la mitad provienen de los países más corruptos del mundo, mientras que la organización Freedom House concluyó que 2200 alertas rojas provinieron de países que no proveen derechos políticos ni libertades civiles;

Decimonoveno, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que el staff de la INTERPOL debería estar compuesto por funcionarios expertos en derechos humanos y no por meros oficiales gubernamentales, pues así evitaría seguir la vía perversa de la realpolitik, la cual siempre pone los intereses políticos y económicos por encima de la ética y los derechos humanos, pues se debe intentar evitar traicionar el compromiso asumido por la Constitución de INTERPOL de cumplir con el espíritu de la Universal Declaration of Human Rights;

Vigésimo, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que el Tribunal Budista tiene evidencias de que algunos Estados miembros de la INTERPOL, como Argentina, China, Eritrea, Irán, Myanmar, Pakistán, Syria, Tailandia y Venezuela, se encuentran realizando crímenes contra la humanidad con total impunidad, por lo que se requiere que la Interpol realice una investigación interna para determinar si tales miembros se encuentran cometiendo violaciones al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, lo cual obviamente es una violación a la Constitución de la Interpol;

Finalmente, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que en caso de que la Interpol decida prestar atención a los delirios del líder paramilitar Deepak Rao y se decida iniciar actos legales en contra de la Comunidad Budista Internacional (Maha-Sangha), esto sería una profunda violación a los derechos de las comunidades espirituales, y también sería una violación al artículo 3 de la propia Constitución de la Interpol, el cual prohíbe que la organización lleve a cabo cualquier actividad o intervención de carácter religioso.

Siempre con espíritu de reconciliación (maitri),

Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Juez y Presidente del Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos

INFORME SOBRE Royal Society of Health UK

CASO 47-2018: Major Deepak Rao & Paramilitary group “Tao Zen Dojo” & Academy of Combat Fitness & UCCA Commando Combat Academy  & ICS Fight Club Institute of Combat Studies

INFORME SOBRE Royal Society of Health UK

En el día 21 de Noviembre de 2018 el Comité Internacional de Ética Budista informa sobre la situación de práctica ilegal que realiza Major Deepak Rao, quien ha sido sentenciado Responsable de Violación al Derecho Budista Internacional, Violación a los Derechos de los Pueblos Budistas, Violación de los Preceptos Éticos Budistas, Fraude, Militarismo y Crímenes contra la Paz.

El Comité Internacional de Ética Budista informa que Major Deepak Rao posee síntomas de Paranoia, lo cual representa un claro peligro para todo paciente que acuda en búsqueda de Cura.

El Comité Internacional de Ética Budista informa que Major Deepak Rao ha cometido Violación al Patrimonio Cultural al haber manifestado públicamente ser un Maestro Zen y Psicoanalista, a pesar de no poseer credenciales ni conocimientos formales en estos campos.

El Comité Internacional de Ética Budista informa que Major Deepak Rao ha cometido Alta Traición al Dharma tras haber difamado y atacado a la Maha-Sangha de la United Buddhist Nations Organization.

El Comité Internacional de Ética Budista informa que Major Deepak Rao lidera actividades paramilitares que enseñan a matar personas, lo cual es una traición al Juramento Hipocrático que todo practicante de medicina debe seguir, pues viola el respeto absoluto por la vida humana.

El Comité Internacional de Ética Budista informa que Major Deepak Rao manifiesta ser un certified fellowship en la Royal Society of Health UK, motivo por el que se solicita a esta organización la inmediata anulación de cualquier membrecía u honor que supuestamente posea este individuo.

El Comité Internacional de Ética Budista es un órgano autónomo que responde tanto al sistema legal de la Nación Budista como también tiene el mandato de respetar las libertades fundamentales y los derechos naturales de todos los seres sintientes del planeta, actuando como órgano de supervisión ética en el mundo.

Siempre con espíritu de Reconciliación (Maitri),

S.E. Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente y Juez del Tribunal Budista de Derechos Humanos

REQUERIMIENTO LEGAL a The Bar Council of India

CASO 47-2018: Major Deepak Rao & Paramilitary group “Tao Zen Dojo” & Academy of Combat Fitness & UCCA Commando Combat Academy  & ICS Fight Club Institute of Combat Studies

REQUERIMIENTO LEGAL a The Bar Council of India

19 de Noviembre de 2018

Estimados colegas, a raíz de la sentencia realizada contra Major Deepak Rao declarándolo Responsable de Violación al Derecho Budista Internacional, Violación a los Derechos de los Pueblos Budistas, Violación de los Preceptos Éticos Budistas, Fraude, Militarismo y Crímenes contra la Paz, se confirma que esté individuo ha manifestado públicamente que él es graduado en Derecho.

Si bien Major Deepak Rao es muy poco confiable porque ha cometido sistemáticamente actos de fraude al manifestar ser un Maestro Zen, a pesar de que no posee conocimientos básicos en esta disciplina, el Comité Internacional de Ética Budista solicita que The Bar Council of India investigue si es verdad este supuesto grado en Derecho que se habría entregado a Major Deepak Rao. En caso de que efectivamente esta graduación haya sucedido, el Comité Internacional de Ética Budista solicita la inmediata anulación de tal titulación, teniendo en cuenta que premiar a Major Deepak Rao contradice al Propósito mismo del Derecho, pues este individuo lidera una organización paramilitar que enseña cómo matar personas por medio de técnicas de combate armado, lo cual es una violación a la Ética y al Derecho Internacional. En efecto, todo graduado en Derecho debe contribuir a la solución de los conflictos por medio de la ley, y nunca por medio de la guerra y la violencia.

Con espíritu de reconciliación (maitri),

S.E. Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente y Juez Espiritual del Comité Internacional de Ética Budista (CIEB) y Tribunal Budista de Derechos Humanos (TBDH)

AVISO LEGAL a World Peace Congress

CASO 47-2018: Major Deepak Rao & Paramilitary group “Tao Zen Dojo” & Academy of Combat Fitness & UCCA Commando Combat Academy  & ICS Fight Club Institute of Combat Studies

AVISO LEGAL a World Peace Congress

18 de Noviembre de 2018

Estimado Professor Rajani Kannepalli Kanth, a raíz de la sentencia realizada contra Major Deepak Rao declarándolo Responsable de Violación al Derecho Budista Internacional, Violación a los Derechos de los Pueblos Budistas, Violación de los Preceptos Éticos Budistas, Fraude, Militarismo y Crímenes contra la Paz, se confirma que esté individuo ha manifestado públicamente que en 2008 él ha recibido un World Peace Award por parte del World Peace Congress en Malaysia, siendo supuestamente este premio entregado por el Primer Ministro de Malysia por su contribución al país.

Si bien Major Deepak Rao es muy poco confiable porque ha cometido sistemáticamente actos de fraude al manifestar ser un Maestro Zen, a pesar de que no posee conocimientos básicos en esta disciplina, el Comité Internacional de Ética Budista solicita que el World Peace Congress confirme si es verdad este supuesto World Peace Award entregado a Major Deepak Rao. En caso de que efectivamente esta premiación haya sucedido, el Comité Internacional de Ética Budista solicita la inmediata anulación del premio, teniendo en cuenta que premiar a Major Deepak Rao contradice al Propósito mismo del World Peace Congress, pues Major Deepak Rao lidera una organización paramilitar que enseña cómo matar personas por medio de técnicas de combate armado. Estas actividades de Major Deepak Rao no sólo violan a la Ética Budista, motivo por el que fue expulsado del United Buddhist Nations Organization, sino que también violan la Resolución del World Peace Congress donde se declaró ilegal a la guerra. De hecho, la United Buddhist Nations Organization ha creado distintas resoluciones donde se prohíbe la solución de los conflictos por medio de la violencia y la guerra. Por lo tanto, es totalmente evidente que en caso de existir el premio a Major Deepak Rao esto debería ser completamente anulado con urgencia, pues éste individuo es una amenaza a la paz mundial.

Con espíritu de reconciliación (maitri),

S.E. Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente y Juez Espiritual del Comité Internacional de Ética Budista (CIEB) y Tribunal Budista de Derechos Humanos (TBDH)

Comunicado sobre Ejercicio Ilegal del Psicoanálisis

CASO 47-2018: Major Deepak Rao & Paramilitary group “Tao Zen Dojo” & Academy of Combat Fitness & UCCA Commando Combat Academy  & ICS Fight Club Institute of Combat Studies

Comunicado sobre Ejercicio Ilegal del Psicoanálisis

El Comité Internacional de Ética Budista, en el día 17 de Noviembre de 2018, decide comunicarse oficialmente con la INDIAN PSYCHOANALYTICAL SOCIETY a raíz de la Sentencia contra Deepak Rao como Responsable de los delitos de Violación al Derecho Budista Internacional, Violación a los Derechos de los Pueblos Budistas, Violación de los Preceptos Éticos Budistas, Fraude, Militarismo y Crímenes contra la Paz. En este sentido, se confirma que Deepak Rao ha afirmado públicamente que él es un Maestro Zen miembro del linaje Sanbo-Zen y que también él es un Psicoanalista. El Comité Internacional de Ética Budista confirma que recientemente el linaje Sanbo-Zen ha negado que Deepak Rao haya recibido tal titulación, lo cual es una nueva evidencia de que este individuo realiza actos de Fraude para engañar a las personas por medio de la ostentación de títulos que no posee.

Por otra parte, el Comité Internacional de Ética Budista comparte con la INDIAN PSYCHOANALYTICAL SOCIETY que Deepak Rao tiene rasgos de Paranoia, lo cual ha llevado al Comité ha declarar que es muy improbable que este individuo sea realmente un Psicoanalista. El Comité Internacional de Ética Budista solicita a la INDIAN PSYCHOANALYTICAL SOCIETY que investigue a Deepak Rao por el delito de Ejercicio Ilegal del Psicoanálisis, lo cual ayudará a que muchas personas que buscan ayuda profesional no sean estafadas por este psicótico paranoide.

Siempre con espíritu de reconciliación (maitri),

Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente y Juez del Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos