Sentencia sobre Hsing Yun

CASO 57-2020: Maestro Hsing Yun

SENTENCIA ÉTICA

Estimados Fiscal, Embajador de Paz y Defensores de los Derechos Humanos del Comité Internacional de Ética Budista (CIEB) y Tribunal Budista de Derechos Humanos (TBDH), respecto del Caso 57-2020 contra Hsing Yun, por medio de la presente, en el día 14 de Diciembre de 2020, se deja constancia de que se ha concluido el juicio para analizar las violaciones a los Derechos Humanos y a la Ética Budista realizadas por el acusado. Este Caso ha sido llevado a cabo como consecuencia del Caso ONU.

Luego del análisis de la presentación del Caso y la validación de pruebas, se ha procedido con la votación de 2 Defensores de los Derechos Humanos, todos los cuales confirmaron que es Justa la acusación hacia Hsing Yun por los graves delitos de Violación al Derecho Budista y Ofensa Suprema contra la Moralidad Internacional y la Santidad de la vida.

El Comité Internacional de Ética Budista ha podido recopilar evidencias que comprueban que “Hsing Yun” ha cometido Violado el Derecho Budista por manifestarse a favor del aborto, lo cual es prohibido explícitamente en la Ley Dhármica bajo pena de expulsión del Budismo. Incluso, el Maestro Hsing Yun ha afirmado que en casos de abusos sexuales o cuando el bebé será discapacitado estaría justificado el aborto, lo cual constituye un acto de discriminación prohibido por el Derecho Internacional en tanto viola los derechos a la vida que tienen los niños y los discapacitados, además de que omite que el recurso del aborto puede ser reemplazado por la solución de la adopción.

El Comité Internacional de Ética Budista ha descubierto que este apoyo al aborto por parte de Hsing Yun tiene motivaciones políticas, pues este maestro budista está aliado a la dictadura de China y es amigo del dictador Xi Jinping, la cual requiere a todas las religiones inscriptas dentro del país que no se expresen en contra del aborto, en tanto que China ha cometido 400 millones de abortos forzosos en 40 años, siendo el más grande genocidio en la historia de la humanidad. Esta política de crímenes contra la humanidad está siendo apoyada por Hsing Yun, lo cual es algo intolerable y merece la inmediata expulsión dentro de la Comunidad Budista Internacional.

El Comité Internacional de Ética Budista confirma que el Humanismo es una exaltación del ser humano y el pleno desarrollo de todas sus potencialidades y facultades espirituales, por lo que es una falta de respeto que el Maestro Hsing Yun llame Budismo Humanístico a su escuela y simultáneamente apoye políticas genocidas que son contrarias a la dignidad de la naturaleza dhármica humana.

El Comité Internacional de Ética Budista confirma que en los últimos 40 años China ha cometido un total de 400 millones de abortos, que probablemente se componen de 200 millones de abortos forzosos producto de políticas estatales de secuestros, extorsiones y torturas, junto con otros 200 millones de abortos producto de políticas culturales de generocidio contra mujeres que han producido una población china mayormente vieja y masculina.

El Comité Internacional de Ética Budista confirma que China ha criminalizado tener un segundo hijo o ser madre soltera, además de que ha sometido a 200 millones de mujeres a esterilizaciones forzosas.

El Comité Internacional de Ética Budista confirma que el régimen totalitario e infanticida de China tiene una brutal maquinaria de control poblacional que utiliza la coerción física o financiera, cazando a las mujeres como criminales, amenazándolas, secuestrándolas, torturándolas y extorsionándolas.

El Comité Internacional de Ética Budista confirma que el régimen dictatorial de China ha confiscado a cientos de miles de bebés, siendo un procedimiento fascista que ocurre cuando descubren que un bebé ha nacido sin permiso gubernamental, secuestrándolo arbitrariamente y luego asesinándolo por medio de masacres infanticidas que violan el derecho a la vida de los niños, lo cual es una política genocida que también se repite con los bebés que sobreviven a los abortos y nacen con vida.

El Comité Internacional de Ética Budista confirma que las políticas de abortos forzosos de China son una atrocidad que destruye la integridad física y trauma la mente con estos procedimientos inhumanos y genocidas, causando un suicidio masivo de mujeres.

El Comité Internacional de Ética Budista confirma que el régimen de China arresta a los abogados que denuncian estos abusos contra los derechos de las mujeres que claramente son crímenes contra la humanidad y la paz.

El Comité Internacional de Ética Budista confirma que en la Declaración de los Derechos del Niño de 1959 se establece que tanto antes como después del nacimiento el niño necesita protección y cuidado especiales por su falta de madurez física y mental, teniendo derecho a crecer y desarrollarse en buena salud, debiendo proporcionársele cuidados especiales y atención prenatal, todo lo cual son principios que mantiene el Preámbulo de la Convención sobre los Derechos del Niño de 1990.

El Comité Internacional de Ética Budista confirma que el derecho a la vida es el derecho humano natural más básico y esencial, por lo que su respeto debe ser el cimiento de toda defensa de la civilización y el bien.

El Comité Internacional de Ética Budista confirma que Gines Gonzalez Ministro de Salud de Argentina ha confesado de forma pública y totalmente inmoral que cuando una mujer está embarazada realmente no hay dos vidas sino que hay una única vida que es la de la madre, y lo otro es un fenómeno, pues si no fuera así entonces estaríamos ante el mayor genocidio universal que es el que hace más de la mitad del mundo civilizado. En tanto la Constitución Nacional Argentina reconoce a la persona humana desde la concepción, entonces este posicionamiento del ministro argentino pro-aborto constituye una confesión acerca del mayor genocidio universalque es el aborto de los seres humanos no-nacidos, y que claramente es un genocidio universal liderado por China.

En conclusión, el Maestro Gautama Samyaksambuddha asumió la defensa de la naturaleza búdica de la humanidad, que es la dignidad intrínseca que todo ser humano posee potencialmente, motivo por el cual la Espiritualidad Budista no permite el aborto en tanto asesinato de esa naturaleza búdica. De este modo, el Derecho Budista juzga y sentencia al Maestro Hsing Yun como Responsable de Violación al Derecho Budista y Ofensa Suprema contra la Moralidad Internacional y la Santidad de la vida.

Con espíritu de reconciliación (maitri),

S.E. Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente y Juez del Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos

Sentencia sobre Turquía

CASO 58-2020: Turquía

SENTENCIA ÉTICA

Estimados Fiscal, Embajador de Paz y Defensores de los Derechos Humanos del Comité Internacional de Ética Budista (CIEB) y Tribunal Budista de Derechos Humanos (TBDH), respecto del Caso 58-2020 contra Turquía, por medio de la presente, en el día 7 de Diciembre de 2020, se deja constancia de que se ha concluido el juicio para analizar las violaciones a los Derechos Humanos y a la Ética Budista realizadas por el acusado. Este Caso ha sido llevado a cabo como consecuencia de una investigación de la Presidencia del Tribunal Budista presentado ante la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Luego del análisis de la presentación del Caso y la validación de pruebas, se ha procedido con la votación de 4 Defensores de los Derechos Humanos, todos los cuales confirmaron que es Justa la acusación hacia Turquía por los graves delitos de Complicidad con el Genocidio.

El Tribunal Budista de Derechos Humanos ha podido recopilar evidencias que comprueban que la “Turquía” ha cometido Complicidad y Negacionismo del Genocidio Armenio realizado por el Imperio Otomano.

A continuación las Reflexiones sobre el Genocidio Armenio presentadas porla Presidencia del Tribunal Budista ante la Universidad de Buenos Aires (UBA) en el 15 de junio de 2020:

I. Después de 100 años de haber ocurrido, la existencia histórica del Genocidio Armenio es reconocida por 29 Estados. Estos son Argentina, Austria, Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Chipre, República Checa, Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Líbano, Lituania, Luxemburgo, Holanda, Paraguay, Polonia, Portugal, Rusia, Eslovaquia, Suecia, Suiza, Ciudad del Vaticano, Venezuela, Estados Unidos de Norteamérica, y Uruguay. También existen cientos de organizaciones internacionales expertas en genocidio que reconocen estos hechos históricos.

II. No obstante, el Genocidio Armenio es negado sistemáticamente por su autor, el Estado de Turquía, el cual ha sostenido abiertamente una campaña masiva de negación genocida,[1] lo cual constituye una revictimización hacia el pueblo armenio y anula cualquier posibilidad de Cura histórica y reconciliadora. En efecto, el Pueblo Armenio merece un entendimiento apropiado y sensitivo por haber padecido un terrible Genocidio y Limpieza Étnica,[2] por lo que toda la comunidad internacional debería criticar al poder político despótico de Turquía.

III. Ante los ojos del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, las aberraciones criminales del Nazismo fueron precedidas por otros episodios genocidas, como son los casos de la masacre alemana de Hereros en 1904, la masacre turca de armenios entre 1915-1923, y el pogromo ucraniano de judíos en 1919, entre otros.[3] En el caso del Genocidio Armenio, fueron asesinados más de 1 millón de civiles por medio de un plan estatal, lo cual ha sido corroborado por cientos de reportes de USA, Alemania y UK. De hecho, el embajador alemán Wangenheim confirmó en julio de 1915 la realización de un plan de exterminación de la raza armenia dentro del Imperio Otomano.[4] A pesar de que luego de la Primera Guerra Mundial se enjuiciaron a algunos de los responsables de las masacres contra el Pueblo Armenio, la naciente República Turca decidió desconocer a la justicia, brindó impunidad a los culpables e inició un proceso centenario de negacionismo sobre la existencia del Genocidio.[5]

IV. De cualquier modo, la historia del Derecho Internacional reconoce que la Convención de 1948 sobre la prevención y castigo del Genocidio es el resultado de las prácticas inhumanas y barbáricas de algunos países que exterminaron a grupos religiosos, étnicos, raciales y nacionales, como fue el caso de la persecución romana de cristianos, el exterminio turco de armenios, y las masacres nazis de judíos.[6] Además, el mismo creador del concepto de genocidio, Raphael Lemkin, citó a las masacres contra armenios como ejemplo prototípico de genocidio.

V. En mayo de 1915 los gobiernos de Rusia, Reino Unido y Francia declararon que las masacres cometidas por Turquía contra el Pueblo Armenio constituyen crímenes contra la humanidad y la civilización, por los cuales todos los miembros del gobierno turco son responsables. En este sentido, cuando se firmó el Tratado de paz de Sèvres, Turquía se comprometió internacionalmente a entregar a los individuos responsables de estas masacres cometidas ante un tribunal especial, lo cual constituyó no sólo una aceptación de los hechos genocidas acontecidos sino también el precedente histórico para los juicios de Núremberg y Tokio luego de la Segunda Guerra Mundial donde se juzgó a Alemania y Japón por crímenes contra la humanidad.[7]

VI. El Estado Turco cometió de forma sistemática y generalizada un Genocidio contra el Pueblo Cristiano Armenio por medio de un plan totalmente premeditado de exterminio y supremacía racista. Así, más de 1 millón de armenios fueron asesinados, sometiéndolos a un proceso maligno de deportación, hambruna, tortura, abuso sexual y secuestro de niños. Esto significó que una civilización antigua fue separada de su tierra natal. Obviamente, existen abundantes documentos de cortes marciales turcas que registraron los mismos hechos ya descritos por diplomáticos, misioneros, académicos y sobrevivientes.[8] No obstante, la retórica negacionista de Turquía persiste, incluso borrando a la palabra armenio de su historia oficial, todo lo cual demuestra que Turquía tuvo éxito con los armenios en lo que posteriormente Hitler intentó realizar con los judíos: lo que Ellie Weisel denominó como doble asesinato, pues implica una destrucción física de las víctimas y luego su demonización y negación, asesinando su dignidad y honor. Por ello, para respetar a las víctimas y para evitar que la injusticia vuelva a repetirse en el futuro,[9] es fundamental la práctica del recuerdo histórico, denunciando la inmoralidad y manipulación del gobierno negacionista de Turquía que ha intentado corromper a los estudios académicos sobre genocidio a lo largo de todo el mundo. Así, dado que las Universidades son genuinos reservorios del saber y de la historia, tienen el deber de denunciar a las masacres turcas de armenios como episodios genocidas, requiriendo a la comunidad internacional a que reconozca estos hechos históricos y no exista silencio global, incluso presionando al gobierno de Turquía para que ponga fin a esta etapa oscura de la historia por medio del reconocimiento del genocidio armenio.[10] En definitiva, recordar y educar a las nuevas generaciones sobre las tragedias del pasado, como el Genocidio Armenio, es un deber y una herramienta para prevenir tragedias futuras,[11] y así poder decir Nunca Más.[12]

VII. El Genocidio cometido contra el Pueblo Armenio fue realizado debido a que se trataba de una comunidad con una profunda religiosidad cristiana y con una identidad étnica distintiva con respecto al resto de la sociedad turca. Así, sobre el Poder político turco se encuentra toda la vergüenza y responsabilidad de estas masacres genocidas de armenios, pues buscaba crear una sociedad nacionalista uniforme a través de medios violentos y exterminadores. La negación es entonces una perpetuación de estos crímenes. Por lo tanto, la comunidad internacional debe solicitar que el Estado de Turquía realice un proceso de reconocimiento del genocidio, pedido de disculpas, compensación económica y cultural, e incluso posible restitución territorial. De hecho, este mismo tipo de requisito hacia Turquía podría ser solicitado por parte de otras comunidades que también fueron masacradas durante la misma época del Genocidio Armenio, como fue el caso de los asirios y griegos. En efecto, la cifra de asesinatos de asirios durante las deportaciones y masacres sería de 300 mil personas, mientras que en el caso de los griegos pónticos el genocidio sería de 350 mil personas. Esto demuestra que el Estado de Turquía fue construido sobre la sangre de pueblos cristianos que fueron purgados por las fuerzas gubernamentales genocidas. La negación de esta historia es la perpetuación de la tiranía.[13]

VIII. Ante la historia atroz de indescriptibles crímenes contra la humanidad realizados por Turquía, la comunidad internacional debe mostrar solidaridad hacia el Pueblo Armenio víctima de limpieza étnica y masacres genocidas.[14]

IX. A pesar de que algunos países no consideran al Negacionismo como un crimen, no obstante, el Negacionismo es una violación a los derechos humanos que constituye la última etapa del Genocidio, siendo una continuación de éste. Este tipo de accionar criminal impide el derecho de los descendientes al duelo y a la honra de sus ancestros,[15] logrando que la limpieza étnica del pueblo armenio sea una aniquilación tanto física como cultural e histórica que obstaculiza todo progreso de la coexistencia por medio de una cultura de impunidad, militarismo, autoritarismo y violación a los derechos humanos.

X. Al analizar la Convención de Genocidio de 1948 se puede concluir que el perpetrador del Genocidio Armenio fue el Estado Otomano-Turco, que se asesinó una gran cantidad de personas pertenecientes a un grupo étnico y religioso, y que el perpetrador intentó destruir totalmente al grupo armenio por medio de un plan sistemático y generalizado. Se puede establecer que en los eventos del Genocidio Armenio están presentes todos los elementos del crimen establecidos en la Convención de Genocidio.[16]

XI. Aunque el Estado Turco fue asistido por tribus kurdas en la perpetración del Genocidio Armenio de 1915, donde también se masacraron cientos de miles de asirios, un siglo después Turquía ha iniciado procedimientos genocidas contra el Pueblo Kurdo.[17]

XII. Los asesinatos extrajudiciales realizados por el Imperio Turco contra mujeres y niños fue realizado con total impunidad debido a que se habían masacrado inicial y rápidamente a los líderes sociales del Pueblo Armenio que eran capaces de poder presentar algún tipo de resistencia a la exterminación. De cualquier modo, el Pueblo Armenio en el exilio ha enfrentado con coraje al negacionismo de Turquía que intenta reescribir la historia y ocultar el genocidio. Por ello, la comunidad internacional tiene el deber ético de reconocer la Verdad y recordar estos actos barbáricos de limpieza étnica que constituyen una etapa oscura de la historia del mundo. Para honrar la memoria de las víctimas de genocidio se debe hacer frente a la violencia, el odio, la discriminación y el fundamentalismo, construyendo un futuro de paz para toda la humanidad.[18]

XIII. El Genocidio Armenio fue una de las tragedias más terribles en la historia del ser humano, pues más de 1 millón de personas pacíficas fueron cruelmente asesinadas y otras cientos de miles fueron expulsadas violentamente de sus hogares por medio de un plan estatal de represión masiva que también saqueó y destruyó el legado cultural de una civilización antigua, esfumándose monumentos y libros sagrados que son invaluables, por lo que además de ser crímenes contra la humanidad, limpieza étnica y genocidio, adicionalmente fue un crimen contra el patrimonio cultural de la humanidad. Por ello, la comunidad internacional debe asegurarse de que estos sucesos terroríficos de nacionalismo y xenofobia no sucedan nunca más, para que todos los pueblos puedan vivir en paz, armonía, amistad, solidaridad, bondad y respeto, lo cual es la única vía para que la civilización sea un lugar mejor y más seguro.[19]

XIV. Aunque la historia suele recordar que el Genocidio Armenio fue en 1915, ciertamente existieron otros dos episodios previos de persecución y aniquilación masiva en 1894-1896 y 1909. De este modo, sería más correcto que la historia recuerde que el Genocidio Armenio ocurrió entre 1894 al 1923, y que en el período de tres décadas existieron tres episodios distintivos de masacres organizadas: 1894-1896, 1909 y 1915-1923.

XV. El Genocidio Armenio ocurrió en el contexto de deportaciones masivas de hombres, mujeres, niños y ancianos, todos los cuales fueron expulsados de sus hogares y forzados a caminar hacia otro territorio. En el camino sólo encontraron violencia, asesinatos, abusos sexuales, torturas, hambruna y muerte. Fueron cazados ya que el Imperio Turco previamente había deshumanizado a esta gran comunidad étnica y religiosa, considerándola como un patógeno enemigo que infectó al cuerpo nacional y entonces sometiéndola a traslados forzosos, aniquilación masiva, limpieza étnica y genocidio. Este destino de Genocidio no sólo fue para el Pueblo Armenio, sino que también lo sufrieron los pueblos Asirio, Arameo y Griegos Pónticos.[20] Todos comparten la misma terrible historia de violación a su dignidad intrínseca y también el mismo negacionismo por parte del Estado de Turquía, el cual ha intentado no sólo eliminar su presencia física sino también evanescerlos de la historia. Claramente, la motivación subyacente detrás de estas masacres y asesinatos en masa fue un racismo nacionalista y fanatismo religioso, buscando una nación étnicamente homogénea en lugar de seguir la antigua tradición islámica de coexistencia pacífica y justa entre los distintos pueblos religiosos.

XVI. Al ser aliado del Imperio Otomano, el Estado Alemán también tiene responsabilidad en el Genocidio Armenio, ya que incluso hubo oficiales militares alemanes que participaron en el planeamiento y realización de las deportaciones masivas. Así, fueron ignorados los avisos provenientes de diplomáticos alemanes que alertaron la intención exterminadora de las deportaciones, pues sólo se intentaba mantener la alianza militar con Turquía durante la Primera Guerra Mundial, incluso aunque esto implique la muerte de cientos de miles de cristianos armenios, asirios y griegos, quienes sufrieron los peores crímenes contra la dignidad humana.[21] Sin autocrítica, justicia y reconocimiento de esta Verdad nunca existirá reconciliación, paz y unión global.[22]

XVII. El Pueblo Armenio, junto con otras comunidades cristianas, experimentaron un verdadero Infierno en la Tierra, confrontando al Gran Mal (Metz Yeghern). Décadas después, este mismo infierno fue experimentado por los Pueblos Judío y Gitano. La humanidad debe unirse espiritualmente a estas comunidades que han sufrido persecuciones genocidas a causa de su religión y cultura, pero que precisamente han sobrevivido y seguido adelante a causa de su misma fe o esperanza en la Salvación, preservando su identidad como pueblo. La historia de sufrimiento y martirio es un aspecto precioso para el Cristianismo, el cual se enorgullece de haber mostrado tal coraje en el Camino de la vida por ser algo tan admirable como la actitud de Jesús en la Cruz.[23] De cualquier modo, el Cristianismo requiere a toda la comunidad internacional que se oponga firmemente a este tipo de crímenes violentos, rechazándolos con sentido del deber y sin ambigüedades, para que el horror no vuelva a repetirse.[24] En definitiva, lo que salvará a la humanidad será la coexistencia pacífica, el apoyo mutuo y la solidaridad universal, pues el Amor y la Justicia tienen un poder redentor en el mundo.

Como dijo San Gregorio de Narek, Teólogo, Poeta y Filósofo Armenio: “Concede a los enemigos el perdón y la misericordia, (…) No extermines a los que me persiguen sino más bien refórmalos, extirpando las malas maneras de ser para arraigar el bien en uno y en ellos”.[25]

En conclusión, el Maestro Gautama Samyaksambuddha asumió el Propósito de la Cura (Nirvana) del sufrimiento de la humanidad, motivo por el que la Espiritualidad Budista no permite que los pueblos sean impunemente borrados de la historia. De este modo, el Derecho Budista juzga y sentencia a la Turquía como Responsable de Complicidad con Genocidio.

Con espíritu de reconciliación (maitri),

S.E. Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente y Juez del Tribunal Budista de Derechos Humanos


[1] U.S. Congress Commission on Security and Cooperation in Europe, A CENTURY OF DENIAL: THE ARMENIAN GENOCIDE AND THE ONGOING QUEST FOR JUSTICE. April 23, 2015

[2] U.S. House of Representatives, Report of the Committee on Foreign Affairs. September 22, 2010

[3] United Nations Economic and Social Council – Commission on Human Rights – Sub-Commission on Prevention of Discrimination and Protection of Minorities – Thirty-eighth session – Item 4 of the provisional agenda. E/CN.4/Sub.2/1985/6 — 2 July 1985

[4] Wilhelmstrasse archives

[5] Viscount Bryce and A. Toynbee, The Treatment of Armenians in the Ottoman Empire 1915-16; G. Chaliand and Y. Ternon, Genocide des Armeniens; H. Morgenthau, Ambassador Morgenthau’s Story; J. Lepsius, Deutschland und Armenien; R.G. Hovanissian, Armenia on the Road to Independence; K. Gurun, Le Dossier Armenien; B. Simsir and others, Armenians in the Ottoman Empire; T. Ataov, A Brief Glance at the “Armenian Question”; V. Goekjian, The Turks before the Court of History; Commission of the Churches on International Affairs, Armenia, the Continuing Tragedy; Foreign Policy Institute, The Armenian Issue.

[6] INTERNATIONAL COURT OF JUSITCE, RESERVATIONS TO THE CONVENTION ON THE PREVENTION AND PUNISHMENT OF THE CRIME OF GENOCIDE. ADVISORY OPINION OF MAY 28TH, 1951

[7] United Nations Economic and Social Council Commission on Human Rights – Report Prepared by the United Nations War Crimes CommissionRestricted — E/CN.4/W.20 — 28 May 1948 – Information Concerning Human Rights Arising from Trials of War Criminals

[8] Statement by 150 Concerned Scholars and Writers, April 24, 1998. To Honor the 50th Anniversary of the U.N. Genocide Convention We Commemorate the Armenian Genocide of 1915 and Condemn the Turkish Government’s Denial of this Crime Against Humanity

[9] World Alliance of YMCAs, 15th World Council of YMCAs, Oaxtepec, Mexico  14th-20th July, 2002

[10] Statement by 126 Holocaust Scholars, Holders of Academic Chairs, and Directors of Holocaust Research and Studies Centers, March 7, 2000, 126 HOLOCAUST SCHOLARS AFFIRM THE INCONTESTABLE FACT OF THE ARMENIAN GENOCIDE AND URGE WESTERN DEMOCRACIES TO OFFICIALLY RECOGNIZE IT

[11] Anti-Defamation League, CEO Jonathan Green­blatt regarding the Armenian Genocide, May 13, 2016

[12] Jewish Council of Public Affairs, October 1, 2015

[13] HUMAN RIGHTS ASSOCIATION ISTANBUL BRANCH PRESS RELEASE. April 24, 2015  100th Year: STOP DENIALISM WE DEMAND RECOGNITION, APOLOGY, COMPENSATION

[14] American Jewish Committee, April 23, 2014, AJC Pays Tribute to Memories of Victims of the Meds Yeghern

[15] Human Rights Association of Turkey, Istanbul Branch, Press Release 24th April 2006

[16] International Center for Transitional Justice (ICTJ), Report Prepared for TARC (Turkish Armenian Reconciliation Commission)  February 10, 2003. The Applicability of the United Nations Convention on the Prevention and Punishment of the Crime of Genocide to Events which Occurred During the Early Twentieth Century

[17] Kurdistan Parliament in Exile, 24 April 1996

[18] Nancy Pelosi – Speaker of the United States House of Representatives, April 24, 2019, Pelosi Statement Commemorating the Armenian Genocide

[19] The Russian Federation – President Vladimir Putin, April 24, 2015

[20] Federal Republic of Germany – President Joachim Gauck, April 23, 2015

[21] Federal Republic of Germany – President Joachim Gauck, April 23, 2015

[22] Federal Republic of Germany – President of the Bundestag Norbert Lammert, April 23, 2015, The 100th Anniversary of the Armenian Massacre, Introductory statement to the debate on the deportation and massacre of the Armenian people 100 years ago, 24 April 2015

[23] Saint John Paul II, Homily, 21 November 1987

[24] His Holiness Pope Francis, April 12, 2015

[25] Saint Gregory of Narek, Book of Lamentations, LXXXIII

La actualización de las Cuatro Nobles Verdades

La actualización de las Cuatro Nobles Verdades

Por Gabriel Ponti, Princeton University

El Maestro Gautama Buddha enseñó 4 Nobles Verdades que han sido conservadas por la tradición Theravada durante 2600 años, realizando un extraordinario diagnóstico de la existencia. En la Primera Noble Verdad, Gautama Buddha enseñó que la vida es insatisfacción (dukkha), muchas veces mal entendida como sufrimiento. En la Segunda Noble Verdad, Gautama Buddha enseñó que la causa de esta insatisfacción es el apego (tanha), muchas veces mal entendida como deseo. Por ello, en la Tercera Noble Verdad, Gautama Buddha prescribe el Desapego para así lograr la Evanescencia (Nirvana) de la insatisfacción (dukkha). Así, en la Cuarta Noble Verdad, Gautama Buddha muestra cómo es el medio correcto para lograr el Desapego, que es seguir el Noble Óctuple Sendero compuesto por la comprensión adecuada, el pensamiento adecuado, la palabra adecuada, la conducta adecuada, el trabajo adecuado, el esfuerzo adecuado, la atención adecuada y la concentración adecuada.

Éste es el modelo clásico de la enseñanza budista Theravada. Sin embargo, el Maestro Gautama Buddha continuó perfeccionando este modelo durante todos sus 50 años de enseñanza dhármica, actualizando sus Nobles Verdades y abriendo el Camino al Mahayana. En los Sutras existen registros de que Gautama Buddha enseñó una variación a su Primera Noble Verdad, mostrando que no hay una única marca sino que más bien la existencia tiene 3 características (tri laksana): insatisfacción (dukkha), impermanencia (anitya) e insustancialidad (anatman). En los Sutras también Gautama Buddha enseñó que la mente no sólo tiene apego, sino también aversión e inconsciencia, considerando que estas fuerzas conforman los tres venenos. Al mismo tiempo, dentro del mismo Theravada existe una variante para la Cuarta Noble Verdad, que es el Décimo Noble Sendero, en el que se agregan la liberación adecuada y el conocimiento adecuado.[1] Y finalmente, el Maestro Gautama Buddha también enseñó que existe una misión superior a la Iluminación, que sería el estado del Bodhisattva como aquel ser humano que busca la Iluminación de todos los seres sintientes y no sólo la de sí mismo, lo cual es una enseñanza esencial dentro del Mahayana.

Por otra parte, en septiembre de 2020 el Budismo Maitriyana ha realizado un Concilio en el que líderes del Theravada y Mahayana aprobaron un modelo compuesto de las Cinco Nobles Verdades y el Noble Vigésimo Sendero de la Evolución Budista. La Primera Noble Verdad del Maitriyana es: “Todo en el Universo es intrínsecamente insatisfactorio, impermanente, insustancial e interdependiente”; La Segunda Noble Verdad del Maitriyana es que “el ser humano ordinario vive con apego ante el sufrimiento, repetición ante el cambio, inconsciencia ante el Vacío, y aversión ante el prójimo”. La Tercera Noble Verdad del Maitriyana es que “la Evolución del ser humano es por medio del Desapego, la Serenidad, el Despertar y el Apoyo Mutuo”. La Cuarta Noble Verdad del Maitriyana es que “el Desapego, la Serenidad, el Despertar y el Apoyo Mutuo deben practicarse por medio del Noble Vigésimo Sendero compuesto por la atención adecuada, la paz adecuada, la salud adecuada, la liberación adecuada, la concentración adecuada, el pensamiento adecuado, el conocimiento adecuado, la comprensión adecuada, la veracidad adecuada, la armonía adecuada, la palabra adecuada, el trabajo adecuado, la conducta adecuada, la justicia adecuada, el esfuerzo adecuado, la responsabilidad adecuada, el amor adecuado, la intuición adecuada, la unidad adecuada y la salvación adecuada.” Y la Quinta Noble Verdad enseña que “la Evolución individual no es el fin último, sino que sólo es el medio recto para el verdadero Propósito (Dharma) que es la Evolución cósmica de todos los seres sintientes del Multiverso”.[2]

En conclusión, el Diagnóstico Budista original no es perfecto, sino que ha sido históricamente actualizado por los grandes Buddhas. Esto se debe a que el Dharma Budista continuamente evoluciona para el bien del Universo. Sin embargo, es fundamental que los aprendices que siguen el Camino Budista no se apeguen a ningún tipo de ideología o visión cerrada, pues la vida iluminada es cambio y aprendizaje. En definitiva, la Vacuidad no es más que tener la mente abierta a este Sentido de la existencia.


[1] https://www.accesstoinsight.org/tipitaka/mn/mn.117.than.html

[2] https://maitriyana.com/2020/10/01/ninth-buddhist-council/

Proclamación sobre Crímenes contra la Humanidad de la Iglesia Católica

Caso 32-2017: Tribunal Eclesiástico Nacional & Tribunal Interdiocesano de Buenos Aires & Sacerdote Julio Cesar Grassi

Proclamación sobre Crímenes contra la Humanidad de la Iglesia Católica

22 de Octubre de 2020

El Comité Internacional de Ética Budista y Tribunal Budista de Derechos Humanos,

Recordando que el Tribunal Eclesiástico Nacional de Argentina liderado por Jorge Bergoglio (Papa Francisco) fue previamente sentenciado Responsable de Violación al Derecho Humano a la Justicia, Fraude Espiritual y Falso Cristianismo, Corrupción, Encubrimiento de Abusos sexuales y Pedofilia, Crímenes contra la Niñez y Liderazgo Inmoral;

Considerando que Julián Maradeo ha demostrado la existencia de un mecanismo de encubrimiento sistemático por parte del Poder Eclesiástico, especialmente analizando casos de abusos sexuales de sacerdotes católicos de Argentina;[1]

Consciente de que el mecanismo perverso de la Iglesia Católica en la realización y encubrimiento sistemático de abusos sexuales y pedofilia consiste en requerir su ocultamiento bajo pena de excomunión,[2] brindando impunidad a los sacerdotes criminales denunciados al no investigarlos ni llevarlos ante la justicia penal y la justicia eclesiástica, e incluso proveyéndoles nuevas víctimas al trasladar a los denunciados a otras instituciones, lo cual es un procedimiento diseñado por el Vaticano y que se ha aplicado regularmente a la mayoría de las diócesis del mundo;

Deplorando este criminal manual de encubrimiento practicado de forma sistemática y generalizada por la Iglesia Católica, que consiste de los siguientes pasos frente a las denuncias de abuso sexual: alejar mínimamente al sacerdote de la víctima, silenciar a las víctimas, presionar a los críticos, trasladar al sacerdote a otra diócesis, simular públicamente apoyo a las víctimas en su sufrimiento, y finalmente comenzar una interminable investigación interna que casi nunca encontrará justicia;

Preocupado enormemente por la función que Jorge Bergoglio (Papa Francisco) ha tenido en múltiples casos de encubrimiento de abusos sexuales y pedofilia, como lo demuestra su accionar durante el Caso Instituto Provolo en el cual recibió información de abusos sexuales masivos a niños sordos pero únicamente decidió intervenir cuando el caso se hizo público en los medios de comunicación;

Analizando que el Papa Francisco sólo ha cambiado el enfoque comunicacional del encubrimiento de abusos sexuales aunque no ha evanescido su sistema criminal, pues si bien critica a aquellos sacerdotes y obispos que lo practican simultáneamente él mismo continúa con estas prácticas criminales en muchos casos, tal y como ha sucedido con el Caso Sacerdote Grassi, el Caso Instituto Provolo, el Caso Cardenal McCarrick, el Caso Obispo Barros y el Caso Sacerdote Decuyper, lo cual implica una hipocresía y criminalidad estructural por parte de las más altas esferas del Poder Vaticano;

Tomando en consideración que Jorge Bergoglio (Papa Francisco) no sólo manifestó que las acusaciones contra el pedófilo Sacerdote Grassi eran un invento de los medios de comunicación sino que también encargó al jurista Sancinetti un escrito de defensa legal en el que se acusaba a las víctimas de estar mintiendo en un proceso similar a una caza de brujas, presentando estas 2000 páginas de defensa legal ante la Corte Suprema de Justicia de Argentina con la finalidad de presionar para obtener la liberación del Sacerdote Grassi, lo cual no sucedió debido a la gran cantidad de pruebas en su contra;

Advirtiendo que el pedófilo Julio Cesar Grassi continúa siendo sacerdote a pesar de estar preso con condena firme a 15 años de prisión por abuso de menores de edad y también por corrupción, lo cual demuestra explícitamente un actual aval directo del Papa Francisco y el Poder Vaticano a este poderoso pedófilo y corrupto que traiciona a todo el legado espiritual cristiano de amor y solidaridad hacia el prójimo;

Reconociendo que el Papa Francisco no sólo ha defendido sistemáticamente al Obispo Juan Barros que encubrió los abusos sexuales del Sacerdote Karadima, sino que incluso ha desacreditado a las víctimas al acusarlas de propagar calumnias;

Mostrando consternación por el hecho de que el Papa Francisco se comunicó con Sergio Decuyper, quien es víctima de abuso sexual por parte de su tío el Sacerdote José Decuyper, exigiéndole a la víctima que mantenga silencio, que no lo cuente a sus padres y que no denuncie a su tío, lo cual demuestra un total encubrimiento criminal por parte del Papa Francisco, quien además afirmó que las víctimas tienen mucho odio y que esto pasa en toda la sociedad pero quieren echar la culpa solamente a los sacerdotes, todo lo cual llevó a Sergio Decuyper a dudar espiritualmente del Papa Francisco y afirmar que posiblemente sea muy inteligente y malo;

Examinando que hay evidencias que sugieren que el Papa Francisco sabía de los abusos sexuales cometidos por el Cardenal McCarrick y sin embargo decidió encubrir dichos crímenes, tal y como lo confirmó el exnuncio Monseñor Carlo María Viganó, quien acusó públicamente al Papa Francisco de encubrimiento y de mentir abierta y descaradamente al mundo entero al decir que no recuerda haber hablado con él sobre los abusos de McCarrick, motivo por el cual el Monseñor Viganó ha exigido públicamente la renuncia del Sumo Pontífice Católico;

Concordando con Monseñor Viganó en que el silencio o encubrimiento es ser cómplice de los abusadores y es causar nuevas víctimas, siendo un patrón criminal del Papa Francisco, quien también encubre otros casos de abusadores tal y como ha hecho con el Cardenal McCarrick, lo cual constituye un momento verdaderamente oscuro para la Iglesia Universal, pues esto significa que el Papa Francisco debería ser juzgado y expulsado por encubrimiento de abusos sexuales;

Confirmando que Monseñor Nicola Bux planteó que hay dificultades jurídicas en la doctrina católica para poder juzgar al Papa Francisco, pues se cree que el Papa sólo puede ser juzgado por Dios, lo cual es una creencia que viola el derecho humano a la justicia y lo posiciona en impunidad absoluta más allá del régimen de la Ley, siendo entonces más necesario que nunca la presente Proclamación que juzga su comportamiento como criminal, inmoral y anticristiano;

Teniendo en cuenta que el Papa Francisco prohibió a la Conferencia Episcopal de Estados Unidos que vote medidas contra los abusos sexuales, lo cual fue caracterizado como decepcionante por parte de su Presidente el Cardenal Daniel DiNardo, especialmente al analizar la magnitud del problema de los casos de abusos sexuales realizados por sacerdotes contra niños, pues desde el año 2000 se han contabilizado en USA más de 6700 casos de sacerdotes pedófilos y alrededor de 18 mil víctimas infantiles;

Reafirmando que el Papa Francisco ha confesado públicamente que la Iglesia Católica encubrió y subestimó a los abusos sexuales por ligereza, incredulidad, inexperiencia o superficialidad espiritual, tratando los casos sin seriedad y rapidez, por lo que el Vaticano ha prometido entonces nunca más volver a hacerlo y no cansarse de llevar a los abusadores ante la justicia, todo lo cual es un muy buen discurso pero que contradice a las propias acciones que ha cometido sistemáticamente el Papa Francisco tanto antes como después, además de que constituye legalmente un acto de confesión por delitos penales que han quedado impunes y que deben ser llevados ante la justicia penal y la justicia espiritual;

Coincidiendo con el discurso del Papa Francisco en que detrás del rostro angelical de los sacerdotes católicos abusadores se oculta un lobo atroz listo para devorar almas inocentes, pues cometen abominaciones y abusan de los débiles utilizando su poder moral y persuasión, lo cual desgarra el cuerpo de la Iglesia causando escándalo y desacreditando la misión salvífica y los sacrificios de muchos hermanos, por lo que se pide a la Iglesia Católica que no guarde silencio ante los abusos sexuales porque el mayor escándalo es encubrir la Verdad, siendo este discurso prueba de que el Papa Francisco no ha llevado a actos todo lo que predica en sus palabras;

Reclamando que el Papa Francisco realice la apertura de los archivos clasificados del Vaticano sobre los abusos sexuales sistemáticos y generalizados que la Iglesia Católica llevó a cabo durante décadas contra 100 mil niños de todo el mundo, lo cual constituye Crímenes contra la humanidad ante los ojos del Derecho Internacional, por lo que la trama de delitos y complicidades debe ser esclarecida de una vez por todas, especialmente juzgando el Poder Vaticano criminal y su encubrimiento perverso que es evidente en el Caso Sacerdote Grassi y el Caso Instituto Próvolo;

Impugnando la cumbre eclesiástica antipederastia liderada por el Papa Francisco en la que la Iglesia Católica señaló que los abusos sexuales cometidos por los sacerdotes son sólo parte del abuso como problemática amplísima y transversal a nivel social, lo cual significa que los jerarcas del Poder Vaticano no asumen la responsabilidad total en la perversa realización y en el inmoral encubrimiento de las violaciones a niños, denigrando y revictimizando a las víctimas por medio de una posición miserable y cobarde que es contraria al Derecho Internacional de los Derechos Humanos y también contraria a la Justicia Espiritual;

Solidarizándose con la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico, quienes han criticado al Papa Francisco por su falsa lucha contra la pedofilia y los abusos sexuales cometidos por los sacerdotes católicos, caracterizando a esto como un acto de simulación e hipocresía por parte del Estado Vaticano, el cual es un incumplidor serial de Convenciones internacionales de Derechos Humanos y un Estado donde impera la corrupción sistémica;

Condenando que el Poder Vaticano incumpla las exhortaciones realizadas en 2014 por la ONU y su Comité de Protección a los Derechos de los Niños, el cual criticó al Vaticano por poner sistemáticamente la reputación de la Iglesia Católica y de los sacerdotes pedófilos por encima de los intereses de los niños, siendo evidente que el Vaticano no ha reconocido la gravedad de los crímenes cometidos, no ha tomado las medidas necesarias para enfrentar los casos de abuso sexual infantil y no ha protegido a los niños, pues ha adoptado políticas y prácticas que continúan con la explotación abusiva y la impunidad de los sacerdotes culpables de abuso o encubrimiento;

Afirmando que la máxima prueba de la complicidad del Papa Francisco y el Poder Vaticano con los abusos sexuales es su continuo apoyo al Sacerdote Grassi, quien a pesar de haber sido condenado a cárcel por abusos de niños y también por malversación de fondos de un orfanato aún continúa teniendo el rango de sacerdote católico e incluso sigue amenazando e intimidando a sus víctimas al demandarlos judicialmente por daños y perjuicios;

  • Se establece que el Derecho Budista siempre estuvo y estará del lado de los pobres y oprimidos, especialmente del lado de los niños.
  • Se rememoran las enseñanzas supremas del Maestro Jesús, quien ha sido el máximo protector de la sacralidad intrínseca de la vida infantil.
  • Se invoca esta Proclamación ética como un acto de justicia espiritual frente a los Crímenes contra la Humanidad realizados por el Vaticano y sus tribunales canónicos que brindan impunidad a los abusadores y encubridores, como el Sacerdote Grassi y el Papa Francisco respectivamente.
  • Se declara que el Vaticano es un Estado Genocida que intencionalmente ha destruido la niñez de un grupo religioso protegido por la Convención Internacional de 1948 sobre la prevención y sanción del Genocidio, generando un daño físico y psicológico masivo, e incluso realizando y manteniendo un sistema de protección y encubrimiento de sacerdotes católicos pedófilos en clara violación sistemática y generalizada de los derechos humanos de cientos de miles de niños católicos a nivel mundial.

Realizado dos mil seiscientos años después de la fundación e independencia de la Gran Nación Budista.

Siempre con espíritu de reconciliación (maitri),

S.E. Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente y Juez del Tribunal Budista de Derechos Humanos


[1] Julián Maradeo, La trama detrás de los abusos y delitos sexuales en la Iglesia católica.

[2] Juan XXIII, Crimen sollicitationis.

Acta sobre la Confesión de la OMS

Caso 56-2020: Organización Mundial de la Salud (OMS)

Acta sobre la Confesión de la OMS

20 de Octubre de 2020

El Tribunal Budista de Derechos Humanos confirma que pocos días después de ser sentenciadacomo Responsable de Negligencia, Mala Praxis y Complicidad con Crímenes de lesa humanidad, la OMS realizó una confesión pública en la que avaló la postura que han tenido Trump, Bolsonaro, el Tribunal Budista y otros miles de científicos, pidiendo a los gobiernos dejar de usar las cuarentenas como método principal de control contra el Coronavirus. En efecto, el Dr. David Nabarro, encargado de la OMS en Europa, confesó que la cuarentena sólo hace que las personas sean más pobres, y que incluso puede llegar a duplicar la pobreza mundial y la desnutrición infantil. Incluso el Dr. David Nabarro mostró concordancia con la Declaración de Great Barrington firmada por la presidencia del Tribunal Budista.

Por otra parte, el Secretario General Tedros Ghebreyesus de la OMS, cuyo liderazgo ha sido inmoral por ser sesgado a favor de China, ha afirmado inmoralmente que buscar la inmunidad colectiva no es una opción porque es contrario a la ética, y que la única opción será continuar con los confinamientos. El Tribunal Budista de Derechos Humanos y Comité Internacional de Ética Budista afirma que lo único que es científicamente y éticamente problemático ha sido el liderazgo criminal de la OMS y su Director General que estuvo a favor de las detenciones arbitrarias masivas de millones de personas, lo cual constituyen Crímenes contra la humanidad.

Finalmente, en concordancia con la postura del Tribunal Budista, la jueza argentina Alejandra Mauricio ha sentenciado que es inconstitucional la detención de personas que violen la cuarentena, pues la privación de la libertad es un atentado contra los derechos humanos garantizados por la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales. Al mismo tiempo, dicha jueza argentina ha confirmado la tesis del Tribunal Budista de que en Argentina se ha perdido el rumbo del Estado de Derecho. Y esto ha sucedido con el auspicio de la OMS.

Siempre con espíritu de reconciliación (maitri),

S.E. Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente y Juez del Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos

Aviso Legal al Maestro Zen Thich Nhat Hanh

Caso 44-2018: International Buddhist Confederation (IBC)

Aviso Legal al Maestro Zen Thich Nhat Hanh

En el día 20 de Octubre de 2020 se realiza un Aviso Legal al Maestro Zen Thich Nhat Hanh debido a la triste noticia de que este gran líder espiritual se ha convertido en Patrono de la International Buddhist Confederation (IBC). Dado que el Maestro Hanh fue un faro de paz en el mundo durante décadas es deber del Tribunal Budista de Derechos Humanos avisarle que está apoyando espiritualmente a una organización inmoral, corrupta y genocida que brinda cobijo e impunidad a abusadores sexuales y asesinos, destruyendo toda la legitimidad espiritual que el Budismo cosechó durante 2600 años.

En primer lugar, el International Buddhist Confederation (IBC) fue sentenciado Responsable de Violación al Derecho Budista Internacional y Violación al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, Complicidad con Violaciones a los derechos de la mujer, y Complicidad con Genocidio y Crímenes contra la humanidad. Esta sentencia se debe a que la IBC ha incumplido todas las resoluciones éticas y requerimientos legales del Tribunal Budista sobre la expulsión de altos directivos del IBC que estaban teniendo conductas criminales, como abusos sexuales e incluso complicidad con actos genocidas, por lo que esta organización decidió ignorar el deber de comportarse rectamente en el mundo y prefirió continuar albergando a criminales, quienes seguramente proveían de mucho dinero a la organización.

En segundo lugar, el International Buddhist Confederation (IBC) fue sentenciado Responsable de Corrupción y Liderazgo Inmoral, debido a que la IBC se ha solventado durante años por medio del Gobierno de la India y no por medio de fondos económicos que provienen de actividades éticas. El Tribunal Budista de Derechos Humanos ha sentenciado al Ejército de la India como Responsable de Crímenes contra la Humanidad, Genocidio, Crímenes contra la Paz, Limpieza Étnica, Violación a los derechos de la mujer, Violación al Derecho Constitucional, Violación al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, Violación al Derecho Humanitario Internacional, Terrorismo de Estado, Crímenes contra la Democracia, Violación al Derecho Budista, Crímenes contra la Nación Budista y Altos Crímenes contra el Dharma. Por este motivo, toda Comunidad Budista que se solvente con fondos del gobierno hindú estará utilizando dinero sucio que proviene de actividades criminales, todo lo cual está prohibido por el Derecho Budista.

En tercer lugar, el International Buddhist Confederation (IBC) tiene un Patrono Espiritual que ha recibido dinero del gobierno estadounidense durante décadas, utilizando dicho dinero para apoyar actividades militares, lo cual constituye un acto de Corrupción sin precedentes y una clara Violación al Derecho Budista.

En cuarto lugar, el International Buddhist Confederation (IBC) tiene un Patrono Espiritual llamado Bhaddanta Kumarabhivamsa (Presidente del State Sangha Maha Nayaka Committee del gobierno de Myanmar) quien ha sido sentenciado como Responsable de Falso Budismo y Violación al Código Legal Budista, Opresión y Detenciones Ilegales contra la Sangha Budista, Complicidad con Discriminación, Violación a los derechos de la mujer y del niño, Violación a la libertad de expresión, Violación a los derechos de los pueblos indígenas y tribales, Crímenes contra la humanidad y la paz, Complicidad con el Genocidio y Limpieza Étnica, Violación al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, Violación al Derecho Budista Internacional, Complicidad con Violaciones al Derecho Internacional Humanitario y Crímenes de Guerra, Violaciones a los Derechos Civiles y Políticos, Violaciones a los Derechos Económicos Sociales y Culturales, Atentado contra la Democracia, Complicidad con Exterminio y Terrorismo de Estado, y Ofensa Suprema contra la Moralidad Internacional y la Santidad de la vida.

En quinto lugar, durante la crisis del Pueblo Rohingya en 2017 miles de líderes budistas de todas las tradiciones (entre los cuales se encuentran decenas de discípulos del Maestro Thich Nhat Hanh) han firmado una carta pública contra el State Sangha Maha Nayaka Committee (órgano miembro del gobierno genocida de Myanmar) donde se denuncia la complicidad de esta organización con los crímenes realizados por Myanmar contra el Pueblo Rohingya,[1] por lo que representa una inmoralidad absoluta que el Maestro Thich Nhat Hanh avale espiritualmente a la IBC y comparta la posición de Patrono junto con el genocida Bhaddanta Kumarabhivamsa (Presidente del State Sangha Maha Nayaka Committee).

En sexto lugar, Ashin Wirathu fue sentenciado como Responsable de Discriminación, Segregación Social, Apología de la Violencia, Falso Budismo, Violación al Derecho Budista y los Derechos Humanos, Complicidad con Genocidio, Limpieza Étnica y Crímenes contra la Humanidad. Sin embargo, Bhaddanta Kumarabhivamsa (Presidente del State Sangha Maha Nayaka Committee y Patrono de la IBC) ha brindado durante muchos años total impunidad al falso Bhikkhu Ashin Wirathu, permitiéndole ser un monje budista a pesar de que éste realmente es un militar genocida disfrazado que se ha dedicado sistemáticamente a destruir la imagen espiritual del Budismo en el mundo.

En séptimo lugar, por encubrir al genocida Bhaddanta Kumarabhivamsa y rehusarse a expulsarlo, el Lama Lobzang (Presidente de la IBC) ha sido sentenciado como Responsable de Violación al Derecho Budista.

En octavo lugar, Sogyal Rinpoche del Culto Rigpa fue sentenciado Responsable de Torturas y Esclavitud, Fraude y Crimen Organizado, Violación a los Derechos de la mujer, Violación al Derecho Budista, y Crímenes contra la Humanidad. Sin embargo, la IBC lo mantuvo como miembro y se rehusó a expulsarlo.

En noveno lugar, Dzongsar Khyentse Rinpoche (miembro del Consejo de la IBC) fue sentenciado Responsable de Violación al Derecho Budista y Complicidad con Crímenes contra la Humanidad. Sin embargo, la IBC lo mantuvo como miembro y se rehusó a expulsarlo.

En décimo lugar, Dhamachari Lokamitra (miembro del Consejo de la IBC y líder del Nagarjuna Training Institute) fue sentenciado Responsable de Corrupción, Estafa y Apropiación indebida, Asociación Ilícita o Crimen Organizado, Difamación y Violación a la Ética Budista. Sin embargo, la IBC lo mantuvo como miembro y se rehusó a expulsarlo.

En undécimo lugar, el Dalai Lama Tenzin Gyatso (Patrono de la IBC) se ha rehusado a intentar expulsar a los criminales Bhaddanta Kumarabhivamsa, Lama Lobzang, Sogyal Rinpoche y Dzongsar Khyentse Rinpoche como miembros de la IBC, además de que también no renunció como Patrono a pesar de que la IBC ha sido condenada por serias violaciones a la Ética Budista y los Derechos Humanos.

En duodécimo lugar, el Dalai Lama Tenzin Gyatso (Patrono de la IBC) se ha rehusado a intervenir en el Budismo Tibetano para sancionar a Lama Ole Nydahl a pesar de que este individuo fue sentenciado Responsable de Discriminación, Falso Budismo y Falsa Espiritualidad, Violación de los preceptos éticos budistas, Persecución Política y Ataque al Derecho Humano a la Libertad de Expresión.

En decimotercer lugar, el Dalai Lama Tenzin Gyatso (Patrono de la IBC) se ha rehusado a devolver la US Congressional Gold Medal que recibió del Presidente Bush, a pesar de que este gobierno fue sentenciado responsable de crímenes de guerra por el Kuala Lumpur War Crimes Tribunal.

En decimocuarto lugar, el Dalai Lama Tenzin Gyatso (Patrono de la IBC) se ha rehusado a entregar evidencias sobre violaciones y crímenes internacionales cometidos contra el Pueblo Tibetano, lo cual representa un incumplimiento absoluto de su deber de protector de la Nación Budista Tibetana, permitiendo que los crímenes padecidos queden impunes y no sean investigados ni juzgados.

El Tribunal Budista de Derechos Humanos confirma que el Maestro Zen Thich Nhat Hanh todavía está a tiempo de seguir el Camino Recto y renunciar a este cargo de Patrono que está ocupando en una organización criminal que viola a la Ética Budista. El hecho de que este gran Maestro Zen decida apoyar a la IBC a pesar de todas las violaciones al Derecho Budista que hace esta organización representa la destrucción de sus 94 años al servicio del Dharma, siendo la peor manera de pasar sus últimos días en el mundo. En efecto, los grandes sabios deben practicar la contemplación activa, la sabiduría compasiva y la ética humanitaria hasta el último segundo de sus vidas, por lo que ser un anciano no es ningún tipo de razón para incumplir la misión del Derecho Budista y traicionar el Dharma. De hecho, la IBC está usando la figura del Maestro Thich Nhat Hanh únicamente para autovalidarse espiritualmente frente a las sentencias éticas que esta organización inmoral ha recibido. Por este motivo, se solicita que el Maestro Zen Thich Nhat Hanh siga las enseñanzas de todos los Seres Despiertos (Buddhas), solicitándose que haga el bien, se aleje del mal y se purifique espiritualmente, renunciando al cargo de Patrono de la IBC en los próximos 5 días. En caso de incumplir este requerimiento ético legal por parte del Derecho Budista Internacional esto tendrá consecuencias karmáticas terribles.

Siempre con espíritu de reconciliación (maitri),

S.E. Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente y Juez del Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos


[1] https://www.buddhisthumanitarianproject.org/read-the-letter/view-the-signatures/

Acta sobre Corrupción y Liderazgo Inmoral de la IBC

Caso 44-2018: International Buddhist Confederation (IBC)

Acta sobre Corrupción y Liderazgo Inmoral de la IBC

En el día 19 de Octubre de 2020 se deja constancia de que Venerable Dhammapiya Secretario General de la IBC dirige una organización inmoral debido a que ha decidido ignorar sistemáticamente la participación activa de Bhaddanta Kumarabhivamsa (Patrono de la IBC) en el Genocidio Rohingya. La IBC ha llevado a cabo durante 5 años este silencio cómplice con el Genocidio y los Crímenes contra la humanidad, ignorando sistemáticamente todas las sentencias éticas realizadas por el Derecho Budista Internacional.

Incluso la IBC ha brindado impunidad a otro miembro que ha realizado abusos sexuales sistemáticos, como fue el Caso Sogyal Rinpoche, por lo que Ven Dhammapiya y la IBC son cómplices de violaciones a los derechos de la mujer.

Al mismo tiempo, hay evidencias públicas de que la IBC es financiada por el Estado de la India por medio del Ministerio de Cultura, lo cual demuestra que esta organización está totalmente corrompida por la política. De esta manera, los fondos económicos que controlan a la IBC no provienen de Budistas, sino más bien de un régimen genocida hindú que busca controlar al Budismo o comprar su silencio. Esta conclusión ética se debe a que el Ejército de la India ha sido sentenciado por el Tribunal Budista de Derechos Humanos como Responsable de cometer Crímenes contra la Humanidad, Genocidio, Crímenes contra la Paz, Limpieza Étnica, Violación a los derechos de la mujer, Violación al Derecho Constitucional, Violación al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, Violación al Derecho Humanitario Internacional, Terrorismo de Estado, Crímenes contra la Democracia, Violación al Derecho Budista, Crímenes contra la Nación Budista y Altos Crímenes contra el Dharma. En este sentido, el dinero que subyace a la IBC está manchado de sangre genocida.

Por otra parte, el Tribunal Budista de Derechos Humanos también tiene evidencias de que otro Patrono de la IBC ha recibido fondos gubernamentales del gobierno de USA durante décadas. Incluso, las evidencias sugieren que este Patrono de la IBC utilizó dichos fondos gubernamentales para emprender actividades militares. Esto compromete enormemente su integridad pues implica que se ha comprado su silencio ante la realización de crímenes internacionales, siendo probablemente el más grande acto de Corrupción en la historia del Budismo.

Si bien la IBC ya fue previamente sentenciada por Violación al Derecho Budista Internacional y Violación al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, por todos los puntos anteriores se concluye que la IBC ha agravado enormemente su comportamiento, siendo Responsable de Corrupción, Liderazgo Inmoral, Complicidad con Violaciones a los derechos de la mujer, y Complicidad con Genocidio y Crímenes contra la humanidad.

En conclusión, el Maitriyana nunca va a permitir que los ricos y poderosos destruyan la integridad espiritual del Budismo, por lo que siempre se denunciará a aquellos corruptos y cómplices de asesinos.

Siempre con espíritu de reconciliación (maitri),

S.E. Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente y Juez del Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos